John Hoskins

John Hoskins


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

John Hoskins nació alrededor de 1595. En la década de 1620 era el miniaturista más importante que trabajaba en Inglaterra.

Hoskins fue contratado por Carlos I desde abril de 1640 como diseñador y pintó varios retratos de Henrietta Maria y sus hijos. Hoskins cobraba 200 libras al año, pero su trabajo para el rey pronto se vio ensombrecido por las pinturas de su sobrino y alumno, Samuel Cooper.

John Hoskins murió en Covent Garden el 22 de febrero de 1665.


Imágenes de video de los letreros de JHNeedsU, una conferencia socialmente distanciada, un estudiante químico enmascarado, un empleado que proporciona un tubo para una prueba de COVID-19 de saliva, banderas de clase colgadas en el Freshman Quad Annex, estudiantes enmascarados en un laboratorio y estudiantes enmascarados que estudian al aire libre

Estás en una ventana modal. Presione la tecla de escape para salir.

Búsquedas más frecuentes

  • Acerca de nosotros Abrir Acerca de nosotros
    • Liderazgo universitario
    • Historia y misión # 038
    • Ex alumnos notables
    • Hopkins en la comunidad
    • Hopkins alrededor del mundo
    • Noticias de Johns Hopkins
    • Estudios de pregrado
    • Estudios de postgrado
    • Estudios en línea
    • Programas a tiempo parcial y sin titulación
    • Programas de verano
    • Calendarios académicos
    • Estudios internacionales avanzados
    • Laboratorio de Física Aplicada
    • Artes y Ciencias
    • Negocio
    • Educación
    • Ingenieria
    • Medicamento
    • Enfermería
    • Conservatorio Peabody
    • Salud pública
    • Admisiones de Pregrado
    • admisiones de graduados
    • Planifique una visita
    • Matrícula y costos
    • Ayuda financiera
    • Innovación e incubación # 038
    • Profesores de Bloomberg
    • Hitos
    • Investigación de pregrado
    • Bibliotecas
    • Nuestros campus
    • Sobre Baltimore
    • Vivienda y comedor n. ° 038
    • Arte y cultura
    • Salud y bienestar
    • Atletismo
    • Seguridad
    • Servicios para discapacitados
    • Calendario de eventos
    • Mapas e indicaciones
    • Contacta con la Universidad
    • Oportunidades de empleo
    • my.jh.edu/
    • Dar a la Universidad
    • Para antiguos alumnos
    • Para padres
    • Para los medios de comunicación
    • Atletismo

    Mapas de seguimiento de COVID-19 de EE. UU. Y globales e información relacionada de la Universidad Johns Hopkins

    Centro de recursos COVID-19: experiencia e información básica

    Mapa de seguimiento global: casos de COVID-19 y visualización de datos

    Mapa de seguimiento de EE. UU .: datos demográficos y datos sobre infecciones a nivel de condado

    HOSKINS, John (1566-1638), del Middle Temple, Londres y Widemarsh Street, Hereford, Herefs. más tarde de Serjeants & # 039 Inn, Fleet Street, Londres y Moorhampton, Abbey Dore, Herefs.

    B. 1 de marzo de 1566,1 3º pero 2º s. de John Hoskins (D. el 3 de marzo de 1607), de Monkton, Llanwarne, Herefs. y Margery, da. de Thomas Jones de Llanwarne.2 educ. Westminster sch. 1578 Winchester coll. Hants 1579 New Coll. Buey. 1585, cayó. 1586-92, BA 1588, MA 1592 M. Temple 1593, llamado 1600.3 metro. (1) 1 de agosto de 1601,4 Benedicta (D. 6 de octubre de 1625), da. de John Moyle de Buckwell, Kent, wid. de Francis Bourne (rebaba. 24 de febrero de 1601), de Sutton St. Clere, Som. y el Templo Medio, 3 chelines. (2 d.v.p.) 1da.5 (2) 10 de diciembre de 1627, Isabel, da. de William Riseley y daga de Chetwode, Bucks., wid. de Thomas Heath de Shelswell, Oxon. y Devereux Barrett de Tenby, Pemb., s.p.6 D. 27 de agosto de 1638,7

    Oficinas celebradas

    Dep. mayordomo, Hereford por 1602-14,8 concejal común por 1619- ?, concejal por 1634-D.9 com. alcantarillas, Herefs. 1604, valle de Wye 162110 j.p. Herefs. por c.1605-al menos c.1611, 1618-D., 11 lun. 1620-D, Carm., Card. Y Pemb. 1621-D., Haverfordwest en 1622-D.12 com. subsidio, Hereford 1608, 1621-2, 1624, Herefs. 1621-2, 1624, 1626,13 ayuda, Herefs. 160914 piratería, Card. Carm. Pemb. 1623, oyer y terminer, Gales y las Marchas 1624-al menos 1634, Oxf. circ. 1625-38,15 minas, Card. 1625,16 subvenciones atrasadas, Card. 1626,17 Préstamo Forzoso Herefs. 1626-7, Card. 1627, Carm. 1627, lunes. 1627, Pemb. 1627,18 cisnes, Ing. excepto West Country? 1629.19

    Lector, M. Temple 1620 Bencher 1620-321 segundo j. S. Gales circ. 1621-D.22 sjt.-at-law 1623-D.23

    Biografía

    Los antepasados ​​de Hoskins y # 8217 eran inquilinos del priorato de Lanthony en Monkton Grange en Herefordshire a mediados del siglo XV.24 Su hermano mayor Oswald se convirtió en un Draper de Londres, 25 y el propio Hoskins también habría sido aprendiz si no hubiera insistido en recibir un título. educación académica. Dotado de un & # 8216gran ingenio & # 8217, & # 8216 & # 8216 muy agradable & # 8217 conversación y una memoria prodigiosa, aparentemente estaba bien lanzado en una carrera académica cuando, en 1592, fue nombrado terrae filius, Universidad de Oxford y bufón con licencia # 8217 en el acto público. Fue tan & # 8216 amargamente satírico & # 8217 que fue privado de su beca y obligado a convertirse en maestro de escuela en Ilchester, Somerset. Allí pudo haber conocido al magnate local, (Sir) Edward Phelips *, ya que posteriormente fue descrito como uno de los Phelips & # 8217 & # 8216 jefes consortes y secuaces & # 8217. Comenzó a leer para el bar a la edad comparativamente avanzada de 27 años. En el Middle Temple & # 8216 vestía buena ropa y tenía buena compañía & # 8217. De hecho, & # 8216 su excelente ingenio le dio cartas de elogio a todas las personas ingeniosas & # 8217, incluidos algunos funcionarios gubernamentales subalternos, a quienes ayudó en su correspondencia en latín.26

    Hoskins adquirió una casa en Hereford en 1601, y al año siguiente Sir John Scudamore & Dagger, el condado y # 8217s recientemente elegido alto mayordomo, lo había nombrado su adjunto. No está claro cómo Hoskins llegó a esta posición. Una posible explicación es que fue a través de su primo Thomas Jones & Dagger, quien representó a Hereford bajo Elizabeth. Sin embargo, cuando las familias Jones y Hoskins se separaron a principios de la década de 1590, Hoskins probablemente debió su ascenso a Walter Pye I *, asesor legal de Scudamore & # 8217, que compartió habitaciones con Hoskins en el Middle Temple en la década de 1590. La subdirección era un cargo importante, ya que no había ningún registrador en Hereford en este período y el titular, que debía ser un abogado, desempeñaba muchas de las funciones de un registrador.27

    Hoskins fue elegido por primera vez para Hereford en 1604. Con Phelips en la silla, no tuvo dificultad en captar la atención del Portavoz. En la sesión de apertura fue nombrado miembro de 22 comités y, según los informes, habló en 15 ocasiones. Su primer discurso, el 14 de abril, fue un ataque al abastecimiento y, en particular, al poder de la corona para apropiarse de los mercados y comprar bienes a precios fijos para la Casa real. Durante los debates del 23 de mayo y el 2 de junio, se opuso posteriormente a la composición para el abastecimiento y, en cambio, instó a que se hicieran cumplir las leyes vigentes contra los abusos. Su actitud de línea dura se vio influenciada por su hostilidad hacia la propuesta Unión con Escocia, ya que el 2 de junio afirmó que la negativa de la Cámara a comprar el suministro era & # 8216 nuestro agradecimiento al rey por naturalizar a los escoceses & # 8217. Se mostró igualmente opuesto a la concesión del suministro, remarcando el 19 de junio que & # 8216 no tenemos oveja que rinda dos vellones en el año & # 8217, con lo que quiso decir que era imposible votar dinero ya que los subsidios otorgados en 1601 aún se estaban recaudando. .28

    En el debate sobre qué nombre dar a los nuevos reinos unidos de Inglaterra y Escocia (18 de abril), Hoskins argumentó que como & # 8216Dios ha hecho una unión & # 8217, los Comunes deberían & # 8216 obedecer al rey & # 8217. Además, observó que era el rey quien debía elegir el nombre él mismo, y que era típico de los príncipes & # 8216 afectar la longitud de los títulos & # 8217, como la historia de alguien que se había enfermado tratando de recitar todos los títulos del emperador de Rusia ilustrados de una vez. Sin embargo, rechazó la idea de que el Parlamento pudiera hacer perpetuo el emparejamiento de los dos reinos, descartando así implícitamente cualquier posibilidad de una unión constitucional plena. Además, parece haber imaginado no una unión entre iguales, como pretendía James, sino una en la que Inglaterra, de hecho, incorporó Escocia, porque dos días después observó que & # 8216 Escocia se llevó a cabo de Inglaterra por homenaje: la tenencia y señorío se juntan & # 8217. No está del todo claro cuáles pensaba Hoskins que serían las consecuencias de tal arreglo, pero parece haber advertido que una unión en estos términos podría conducir a la rebelión: & # 8216 la víbora lo pisará sobre sus talones, que se derrumbará por el seto & # 8216 # 8217.29 Tras la aparición del tratado del obispo de Bristol y # 8217 atacando a los Comunes por su hostilidad hacia la Unión, Hoskins exigió saber si alguien apoyaba las declaraciones del obispo y # 8217 y por quién se había publicado el libro. Posteriormente fue nombrado miembro del comité para redactar un mensaje a los Lores sobre el libro, y el 1 de junio fue uno de los nombrados para examinar el trabajo y prepararse para una conferencia con los Lores.30

    Hoskins fue clasificado por Tobie Matthew * como uno de los dos oradores & # 8216vild & # 8217 en la Cámara (el otro es Nicholas Fuller), probablemente debido a sus contribuciones con respecto al abastecimiento y la Unión.31 Sin embargo, también hubo un lado más constructivo para sus actividades parlamentarias, ya que se interesó por las elecciones y los privilegios de la Cámara. El 16 de abril, se movió para insertar las palabras & # 8216que ningún hombre debería perder su deuda & # 8217 en el proyecto de ley para evitar que los forajidos se presentaran al Parlamento, y fue nombrado miembro del comité después de que el proyecto de ley recibió su segunda lectura diez días después. El 17 de abril, secundó la moción de Humphrey Winch para enviar a los alguaciles de Shropshire y Cardiganshire en relación con las elecciones en esos dos condados. Hoskins consideró inadecuada la disculpa escrita del director de la Flota por no haber liberado a Sir Thomas Shirley *, y el 17 de mayo exigió que el director pidiera perdón a la Cámara.32

    Hoskins informó de dos facturas privadas. El primero, el 30 de abril, se refería a la finca de Sir John Rodney * en Somerset, quien, al igual que Hoskins, había asistido al Middle Temple. El 11 de mayo informó de un proyecto de ley para derogar una ley de 1601 relativa a la herencia de Edward Lucas, pero la medida fue posteriormente frustrada.33 El 4 de mayo se pronunció a favor del proyecto de ley promovido por Sir Robert Vernon * para asegurar su derecho a la señoría de Powis, argumentando & # 8216 lo que sea más allá de la ayuda de la ley, y [no] contrario a la razón, debe ser ayudado por el Parlamento & # 8217. El 7 de junio fue uno de los que se opusieron con éxito al proyecto de ley para confirmar un intercambio de tierras entre Sir Thomas Monson * y el Trinity College de Cambridge en su tercera lectura.34

    El 24 de mayo, Hoskins informó desde el comité para el alivio de los oficiales ingleses que habían servido en Irlanda, proponiendo que se recaudara dinero cobrando por la renovación de licencias para cervecerías, tabernas y posadas. Sin embargo, esta moción fue rechazada, pero Hoskins presentó un informe adicional el 20 de junio recomendando una suscripción voluntaria, que fue aceptada después de una división.35 Hoskins contribuyó al debate sobre el proyecto de ley de libre comercio el 6 de junio, cuando citó un & # 8216great personaje & # 8217 y afirmó que los comerciantes aventureros se negaban a comprar ropa para forzar la bajada de precios. Argumentó que para los isleños, como ellos, el comercio era algo natural, pero no estaba seguro de si era mejor gestionarlo & # 8216 en una familia & # 8217 o & # 8216 en una confederación & # 8217, sugiriendo que en principio no se oponía a las empresas comerciales. 36 El 14 de junio fue nombrado miembro del comité para considerar el proyecto de ley que prohibía la residencia de hombres casados ​​en las universidades, y habló en la tercera lectura siete días después. Su último discurso conocido de la sesión fue el 23 de junio, cuando apoyó el proyecto de ley para reducir las obstrucciones en los ríos navegables y fue nombrado miembro del comité.37 Esta medida fue de considerable interés para la corporación Hereford, que quería mejorar la navegabilidad del Wye.

    En la segunda sesión, Hoskins fue designado para 36 comités y pronunció 23 discursos grabados. Nombrado para ayudar a considerar el proyecto de ley revivido para prohibir la residencia de hombres casados ​​en las universidades el 25 de enero de 1606, habló a favor de la medida en su tercera lectura el 3 de marzo, argumentando que & # 8216virginity [es] una virtud & # 8217 , y que el proyecto de ley estaba de acuerdo con las intenciones de los fundadores. Robert Bowyer *, sin embargo, detectó una pizca de catolicismo en estos argumentos, ya que muchas universidades no habían excluido a los hombres casados ​​de los puestos docentes como tales, sino que simplemente los habían reservado para sacerdotes. Interpretar esta reserva en el sentido de que los hombres casados ​​estaban prohibidos implicaba que el matrimonio era incompatible con las órdenes sagradas.38 Quizás para disipar las sospechas sobre su religión, Hoskins comenzó posteriormente a interesarse más activamente por los asuntos religiosos ante los Comunes. El 15 de marzo habló a favor de los ministros silenciados, declarando & # 8216 él tiene un espíritu aburrido, que no siente nada por esta causa & # 8217. Sin embargo, estropeó el efecto argumentando que & # 8216 deberíamos ser intercesores por aquellos que son intercesores por nosotros ante Dios & # 8217, una concepción bastante católica de las funciones del clero. Además, propuso que los Comunes debían consultar con los obispos, quienes probablemente no simpatizarían con los ministros silenciados.39 A pesar de sus críticas anteriores al obispo de Bristol, Hoskins era amigo de los obispos y, de hecho, estaba en excelentes términos con ellos. Robert Bennet, nombrado obispo de Hereford en 1603, quien fue el padrino de su hijo. Según Aubrey, compuso un himno para ser cantado en la catedral en los assizes, para gran indignación del puritano Sir Robert Harley * .40

    El 30 de enero Hoskins intervino en la segunda lectura del proyecto de ley para el mejor cumplimiento de las leyes que regulan el abastecimiento, cuando sugirió que la medida debería ampliarse para incluir a los salitreros. Continuó oponiéndose a la composición, argumentando el 25 de febrero que los parlamentos anteriores habían optado por aprobar proyectos de ley para restringir el suministro en lugar de exigir & # 8216 una imposición de la herencia & # 8217. El 5 de marzo advirtió que si se establecía un impuesto permanente para compensar al rey, sería el & # 8216 doomsday & # 8217 antes de que se encontraran inconvenientes. También criticó al arzobispo de Canterbury por citar un pasaje del Antiguo Testamento en apoyo del abastecimiento en una conferencia el día anterior, ya que el texto en cuestión se refería a un rey malvado, enviado para castigar al pueblo. Él & # 8216 concluyó alegremente, verbigracia. que si procedíamos en una composición que él temía, deberíamos hacerlo como los desamparados que comienzan con un cargo de alquiler, luego proceden a una hipoteca y, finalmente, parten con la tierra misma & # 8217. Dos días después fue respondido por Sir Francis Bacon *, quien negó que hubiera alguna propuesta para crear un sistema permanente de composición, y argumentó que todo lo que se acordara podría ser revisado por el próximo Parlamento.41

    En el debate sobre la oferta del 10 de febrero, Hoskins pidió a la Cámara & # 8216 que no entrelazara los dos extremos de un Parlamento & # 8217, sugiriendo que pensaba que era demasiado temprano en la sesión para conceder impuestos. No obstante, apoyó el nombramiento de un comité de subvenciones, al que él mismo fue nombrado. El 12 de marzo expresó sus temores sobre la forma de proceder de Common & # 8217s. Discusiones prolongadas en comités y conferencias, argumentó, & # 8216doth pero revelamos nuestros corazones y nos hacemos para ser señalados & # 8217. Además, las proposiciones gemelas que & # 8216un rey puede no querer & # 8217 y sus súbditos no deberían examinar cómo se gasta el dinero votado por el Parlamento, tomadas en conjunto, significarían que & # 8216la fortuna de la corona puede correr un círculo y lo que sea que demos. , no podemos dar lo [que] puede ser suficiente & # 8217. Cuando Bacon informó propuestas para votar tres subsidios y dieciseisavos de final el 25 de marzo, Hoskins comentó con pesar & # 8216 el rey en posesión del subsidio, no quería que el sujeto dijera que la zarza era más misericordiosa que el pastor & # 8217.42

    Hoskins apoyó la moción de Sir Herbert Croft # 8217 para el proyecto de ley para limitar los poderes del Consejo en las Marchas cuando recibió su segunda lectura el 21 de febrero. Él puso de cabeza el argumento de que el proyecto de ley invadía la prerrogativa real al afirmar que el Consejo & # 8217s no había liberado a los prisioneros en los autos de habeas corpus fue en sí mismo una violación de la prerrogativa, & # 8216 porque no permitirán que el rey libere a la persona de un súbdito al que han encarcelado injustamente & # 8217. Sin embargo, en la tercera lectura el 10 de marzo, parece haberse limitado a confirmar que un certificado de Hereford, que respalda la jurisdicción del Consejo, llevaba el sello de alcalde.43

    Gran parte de la energía de Hoskins en la segunda mitad de la sesión se dedicó a la búsqueda en última instancia infructuosa de William Tipper, el notorio titular de la patente de tierras ocultas. En el comité de quejas del 7 de abril, detalló Tipper & # 8217s modus operandi. Primero, se les dijo a las víctimas que & # 8216tienes esas tierras, ese título es defectuoso & # 8217, y luego se les dijo que presentaran sus escrituras. Una vez que se hayan presentado, Tipper & # 8216buscará cómo se puede encontrar una peculiaridad en el título & # 8217. Hoskins también acusó a Tipper de alterar los registros oficiales para fundamentar sus afirmaciones, y alegó que, a pesar de haber prometido recaudar para el rey & pound100.000 en cinco años, había pagado solo & pound1.000 en el Tesoro. Entregó estos cargos por escrito el 16 de abril, cuando el presidente los leyó en la Cámara, y el 28 de abril fue designado con Nicholas Fuller y Humphrey Winch para redactar artículos contra Tipper. Después de que Tipper respondiera los artículos el 3 de mayo, Hoskins se quejó de que Tipper se había referido a él como & # 8216 el caballero & # 8217, por lo que Tipper se vio obligado a disculparse. Los procedimientos adicionales fueron remitidos al comité para quejas, pero Hoskins no logró que la patente de Tipper & # 8217s se incluyera en la petición de quejas. Renovó el ataque siete días después, solicitando que un comité examinara a Tipper. La Cámara aceptó esta solicitud, pero el propio Hoskins no fue designado.44 Hoskins también se pronunció & # 8216 felizmente & # 8217 en contra de la concesión de las multas de cera verde en el ducado de Lancaster a Sir Roger Aston * el 9 de abril, y contribuyó al debate. sobre el tema seis días después.45

    Hoskins participó más activamente en las medidas legales en la segunda sesión que en la primera. Fue uno de los que debatió el proyecto de ley para mejorar la selección del jurado en su segunda lectura el 31 de enero, cuando la medida fue rechazada, y el 31 de marzo fue designado para ayudar a considerar un proyecto de ley para restringir el uso de autos de error para retrasar ejecuciones en casos de deudas. Cuando un proyecto de ley diferente que trataba del mismo problema recibió su segunda lectura el 6 de mayo, se remitió al comité anterior, cuando se observó que el Sr. Hoskins tenía la custodia del original. Hoskins informó tres días sobre el proyecto de ley de ejecuciones y otro para la regulación de la rama inferior de la abogacía, ambos aprobados. Además, el 8 de mayo denunció un proyecto de ley sobre los honorarios exigidos por los secretarios para la copia de registros judiciales, cuando recomendó con éxito que la medida diera suspensión hasta la próxima sesión46.

    Hoskins fue nombrado miembro del comité para considerar el proyecto de ley revivido contra las obstrucciones en los ríos navegables (7 de febrero).Cuando se informó sobre esta medida el 13 de marzo, se opuso con éxito a una salvedad propuesta por Sir Robert Johnson. Hoskins se enfrentó nuevamente con Johnson el 11 de abril, cuando se informó sobre el proyecto de ley para reconstruir el puente de Chepstow. Johnson ofreció una condición & # 8216for Monmouth & # 8217, posiblemente para eximir a la ciudad del pago, tras lo cual Hoskins pidió otra para prohibir a los habitantes de la ciudad el uso del puente. Ambas salvedades fueron rechazadas. El 24 de marzo, Hoskins se pronunció a favor del proyecto de ley para prohibir la exportación de telas de colores sin vestir y el 1 de abril contribuyó al debate sobre el proyecto de ley sobre inquilinos. El 8 de mayo denunció el proyecto de ley para obligar a los exportadores de pieles de conejo a comprar sus productos a desolladores artesanales. El 16 de mayo fue uno de los encargados de asistir a la conferencia con los Lores sobre el proyecto de ley para permitir la exportación de cerveza, del que informó tres días después, y el 26 de mayo participó en el debate sobre las enmiendas propuestas por los Lores. El 22 de mayo contribuyó al debate en la segunda lectura del proyecto de ley para enmendar las cláusulas de la Ley de 1604 para seguir expirando los estatutos sobre la venta de vino y santuario, y fue nombrado miembro del comité47.

    Hoskins adoptó un perfil más bajo en la tercera sesión, cuando fue nombrado para 18 comités e hizo cinco discursos grabados. Jugó sólo un papel limitado en los debates sobre la Unión, cuando su principal objetivo parece haber sido retrasar los procedimientos. El 15 de diciembre instó a que se aplazara la discusión sobre el evasión hasta después de Navidad, y el 2 de marzo, en relación con la cuestión de la nacionalidad de los escoceses nacidos después de la Unión de las coronas, dijo a la Cámara: & # 8216 este punto está en pregunta en la época de Eduardo III, se celebró siete años antes de recibir una decisión, lo que sugiere que no tenía prisa por resolver el asunto.

    Hoskins fue descrito como & # 8216merry Mr. Hoskins & # 8217 en el poema irreverente, & # 8216Par Parliament Fart & # 8217, que pudo haber participado en la escritura, pero a pesar de haber establecido una reputación como el bufón de la Cámara, su trabajo sobre los asuntos legislativos del Parlamento mostró su lado serio.49 El 28 de noviembre de 1606 se opuso sin éxito al proyecto de ley para asegurar concesiones de tierras a corporaciones en su tercera lectura. Al día siguiente informó de un proyecto de ley para permitir que un terrateniente de Surrey vendiera parte de sus propiedades para pagar sus deudas, afirmando que era & # 8216 tan honesto y solo una petición, como siempre se prefirió en el Parlamento & # 8217, tras lo cual se ordenó la medida. estar absorto. El mismo día también denunció el proyecto de ley para proteger el estatuto de la Compañía Francesa de Exeter de lo dispuesto en el estatuto aprobado en la sesión anterior para el libre comercio con España, Portugal y Francia, que también se ordenó estar absorto. El 3 de marzo de 1607, Hoskins informó de un proyecto de ley patrocinado por Sir John Acland * para apropiarse de los ingresos de una escuela secundaria de Exeter para apoyar una cátedra y una escuela primaria en Columbjohn en Devon. El proyecto de ley estaba destinado a dotar de una capilla en una parroquia grande y fue apoyado por el obispo local. Hoskins apoyó un proyecto de ley para el intercambio de tierras entre All Souls College, Oxford y Sir William Smith * en su tercera lectura el 8 de mayo. Tres días después, cuando se informó de la factura por la verdadera confección de telas, Hoskins habló a favor de una condición para permitir a los hombres libres de Hereford, Leominster, Bewdley y Coventry fabricar telas incluso si no habían sido aprendices del oficio. Sin embargo, esta condición atrajo oposición y, después de un largo debate, la Cámara acordó volver a comprometer el proyecto de ley para reconsiderar la condición. Al día siguiente, a pesar de su apoyo previo a la salvedad, Hoskins informó que el comité pensó que debería ser tachado, lo cual fue acordado y el resto del proyecto de ley fue aprobado.50

    En la cuarta sesión, Hoskins fue designado para 49 comités e hizo 30 discursos grabados. Habiendo firmado una carta en enero de 1608 de los magistrados de Herefordshire a Sir Herbert Croft agradeciéndole por su agitación contra el Consejo en las Marcas, secundó, el 15 de febrero de 1610, la moción de Croft para que un comité escuchara las quejas contra el Consejo en Marche, declarando que era una vieja regla que & # 8216el rey de Inglaterra no puede excluir a sus súbditos de un juicio en Common Law & # 8217. El 18 de julio, Hoskins apoyó la moción de Croft & # 8217 para la eliminación de los condados de Marcher de la jurisdicción del Consejo en las Marcas en el Gran Contrato.51

    En el debate que siguió a la solicitud de suministro del conde de Salisbury (Robert Cecil & Dagger) el 19 de febrero, Hoskins argumentó que aún no era el momento de considerar los subsidios, ya que los primeros aún no se habían pagado y subvenciones de donaciones en reversión no era habitual & # 8217. En las discusiones posteriores en el comité de toda la Cámara, propuso eliminar las ganancias privadas de las tutelas, & # 8216, que todo el beneficio podría llegar al rey & # 8217s, en la bolsa & # 8217, pero no encontró ningún segundo. Hoskins se mantuvo reacio a votar la oferta durante toda la sesión, y el 13 de junio fue uno de los que argumentó que la consideración debería aplazarse hasta que la Cámara haya recibido una respuesta a sus quejas. Afirmando que votar un subsidio sería & # 8216 un pequeño servicio al rey & # 8217, sin embargo, propuso que James debería & # 8216 tomar nota de nuestra inclinación general, de alguna manera & # 8217.52

    Cuando el Gran Contrato comenzó a tomar forma, Hoskins declaró, el 23 de febrero, que & # 8216muchas quejas [son] inapropiadas para el intercambio con el rey & # 8217, y ejemplificó el caso de ministros silenciados. Continuó llamando la atención de los Comunes sobre El interprete, un trabajo publicado en 1607 por John Cowell, profesor de Derecho Civil en Cambridge, en el que se argumentó que el poder legislativo recaía enteramente en el rey. Hoskins llamó especialmente la atención sobre la afirmación de Cowell de que el rey permitió que el Parlamento participara en el proceso legislativo a cambio de subsidios. Hoskins pudo haber creído que al prepararse para cambiar la reparación de agravios por un aumento de los ingresos del rey, los Comunes estaban aceptando implícitamente la interpretación de Cowell de la constitución. También se quejó de & # 8216 predicar contra las prohibiciones & # 8217 y & # 8216 libros impresos contra el derecho común & # 8217, y concluyó moviendo que & # 8216 algunos pueden ser designados para censurar los libros que están en contacto con las leyes comunes & # 8217, con lo cual el Commons remitió sus mociones al comité de agravios. Al día siguiente, Hoskins produjo & # 8216 muchos otros tratados que contenían tanto como el doctor Cowell & # 8217, cuando también fue designado a un subcomité del comité de quejas para considerar el libro de Cowell & # 8217. El 5 de marzo ayudó a Sir Henry Montagu a informar sobre una conferencia reciente a los Comunes sobre el mismo tema. El 7 de marzo fue designado para preparar una segunda conferencia, pero Salisbury anunció posteriormente que el rey suprimiría el libro.53

    Durante los debates sobre el Gran Contrato, Hoskins mostró su preocupación por preservar las buenas relaciones con los Lores. Cuando los Comunes debatieron si agradecer al rey unilateralmente el permiso para negociar la abolición de la tutela solo o unirse a los Lores, Hoskins argumentó (14 de marzo) que deberían tener & # 8216tender el cuidado & # 8217 de las relaciones con la Cámara alta. Sin embargo, se opuso a una conferencia & # 8216free & # 8217 con los Lores sobre el Gran Contrato el 4 de mayo, porque la & # 8217 delegación & # 8216 puede equivocarse al responder & # 8217. En consecuencia, los representantes de los Comunes y # 8217 estaban autorizados sólo para escuchar lo que los Lores tenían que decir. Aunque Hoskins fue nombrado miembro del comité para informar, la tarea real de entregar el informe recayó en Sir Henry Montagu. Sin embargo, la Cámara consideró que el informe era inadecuado, especialmente porque Montagu omitió mencionar que el arzobispo Bancroft había declarado que & # 8216 muchos discursos [en los Comunes] son ​​tanto de bazo como de cabezas tan verdes y jóvenes que, al ser juzgadas judicialmente, resultarán nada. más que espuma & # 8217. En consecuencia, se ordenó al comité que preparara un nuevo informe. Hoskins sugirió que el secretario lo leyera, pero en el caso de que lo entregara él mismo. (54)

    El 7 de mayo, Hoskins contribuyó al debate sobre la inclusión del abuso de proclamaciones reales entre las quejas de los Comunes. Después de afirmar que su derecho a hablar libremente sobre este asunto en el Parlamento estaba protegido por la ley, argumentó que el tema tocaba & # 8216, la conciencia, la vida de los hombres & # 8217. El 19 de junio entregó al comité de agravios un documento sobre el uso de demurrers por parte de la corona, que posteriormente se incluyó en el Gran Contrato.55

    En el debate sobre el Gran Contrato del 13 de julio, Hoskins instó a la Cámara a & # 8216conferir con el país & # 8217, y argumentó que no podía proceder & # 8216 sin referencia al país & # 8217, o sin la & # 8216 parte principal & # 8217 de sus propios miembros, muchos de los cuales estuvieron ausentes en los juicios. Se quejó de que fueron & # 8216 denunciados en ambas universidades & # 8217 y de & # 8216pulpits & # 8217, pero consideró los & # 8216 quejidos de la gente & # 8217 como & # 8216 mayor acusación & # 8217. En el debate sobre la oferta al día siguiente, Hoskins reveló que se había escrito una carta dirigida al presidente del comité de quejas, Richard Martin, y a sí mismo en ausencia de Martin & # 8217s, por & # 8216one Fotherby & # 8217, detallando las críticas a los Comunes. en oraciones recientes del vicerrector de Oxford y del supervisor de Cambridge. Hoskins, sin embargo, declaró & # 8216que Fotherby no era conocido por ellos & # 8217, y advirtió a la Cámara que la carta podría ser maliciosa. Hoskins habló de nuevo sobre el Contrato el 20 de julio, y al día siguiente contribuyó al debate & # 8216sobre la forma de [la] tasa & # 8217.56

    Hoskins intervino dos veces en el debate tras el mensaje entregado por el presidente el 11 de mayo prohibiendo a los Comunes discutir sobre imposiciones. Se desconoce el contenido de su primer discurso, pero en el segundo propuso un comité para discutir & # 8216 hasta dónde tratar las imposiciones & # 8217. También exigió saber & # 8216 qué tan lejos nuestro Portavoz puede librarse del rey, o al rey de nosotros & # 8217, ya que los Comunes se habían enterado de que el mensaje transmitido por el Portavoz no provenía de James en absoluto, sino del Consejo Privado. . Durante la conmoción que siguió, la Cámara resolvió no recibir más mensajes a menos que vinieran directamente del propio rey, una decisión que tanto James como Hoskins interpretaron en el sentido de que los Comunes ya no estaban dispuestos a recibir ningún mensaje del Portavoz. Sin embargo, mientras que James reaccionó con horror a esta aparente decisión, Hoskins pensó que sería mejor si el Portavoz ya no estuviera empleado como mensajero. El 14 de mayo argumentó que los talentos del Portavoz estaban necesariamente empleados plenamente al servicio de la Cámara, y que & # 8216 tenía que dividirlo y ocupar su ingenio con mensajes de la Casa al rey, y nuevamente del rey al rey. House no puede dejar de exceder la desventaja de la Casa & # 8217. Sin embargo, se mostró reacio a continuar con este asunto & # 8216 porque el rey es un dios en la tierra & # 8217. Después de negar que estaba & # 8216 en nuestros pensamientos rechazar cualquier mensaje que él enviaría por nuestro Portavoz & # 8217, sugirió que los Comunes pidieran al rey que se abstuviera de emplear al Portavoz con frecuencia como mensajero, y que en su lugar lo usara & # 8216 pero rara vez y tras una consideración importante & # 8217.57

    La disputa sobre el papel del portavoz como mensajero reflejó la ira de los Comunes de que James no permitiría que la Cámara discutiera su derecho legal a imponer impuestos. Hoskins, sin embargo, mantuvo este asunto firmemente a la vista y argumentó el 18 de mayo que los Miembros tenían derecho a & # 8216 examinar & # 8217 las imposiciones, no porque quisieran juzgar el asunto, sino para & # 8216 informarnos & # 8217. También criticó el uso de & # 8216frases de infinito e inescrutable & # 8217 para describir la prerrogativa, argumentando que & # 8216el que los busca aquí en la tierra, puede extrañarlos en el cielo & # 8217.58 Bajo una presión creciente, y con la promesa de que el Commons reanudaría las negociaciones sobre el Gran Contrato, que se había estancado, el rey finalmente acordó el 25 de mayo para permitir la discusión de las imposiciones. En consecuencia, el 6 de junio, Hoskins pidió a Robert Bowyer * y sus colegas que ayudaran a buscar los registros en la Torre, presumiblemente para encontrar precedentes. Además, el 28 de junio pronunció un extenso discurso sobre el derecho del rey a imponer imposiciones. Como consideraba que su tarea consistía en & # 8216 eliminar los impedimentos que se interponían en el camino & # 8217, abordó los argumentos utilizados en apoyo de las imposiciones uno por uno. Aunque estaba dispuesto a admitir que los derechos de aduana eran la & # 8216 herencia & # 8217 de la corona, negó que esto significara necesariamente que el rey pudiera & # 8216 mejorar & # 8217 sin el consentimiento del Parlamento. También afirmó que el derecho del rey a prohibir la importación de determinados bienes no le otorgaba el derecho a imponer. Además, el rey no podía imponer imposiciones & # 8216razonables & # 8217 sin recurrir al Parlamento, sobre todo porque ni él ni los tribunales podían saber qué beneficios podían esperarse razonablemente del comercio exterior. Si el rey tenía derecho a imponer imposiciones, entonces su poder era ilimitado y podía imponer lo que quisiera, y & # 8216 un poder ilimitado es contrario a la razón & # 8217. De hecho, prosiguió, & # 8216el rey no puede imponer contra el derecho común, la paz común y el beneficio común & # 8217. Este último punto implicaba una medida de reciprocidad, pues todos los derechos de aduana, incluidos los impuestos, eran un peaje, y un peaje solo era válido si las partes que lo pagaban recibían algún beneficio. Hoskins admitió que el rey le debía su poder real a Dios, pero & # 8216 la activación de la misma es del pueblo & # 8217. Concluyó citando precedentes para cuestionar sentencias judiciales en el Parlamento59.

    Al escribir a su esposa durante la cuarta sesión, Hoskins lamentó que no pudiera seguir a su colega Anthony Pembrugge y regresar a Hereford, & # 8216 tal es la recompensa del servicio de un hombre como lo es entre los carreteros de caballos y bueyes, el que dibuja bien deberá nunca [estar] fuera del arado o equipo & # 8217. De hecho, si se fuera ahora, sería & # 8216 desacreditado para siempre: porque hay diversos proyectos de ley del Parlamento que me han sido encomendados y que deben ser aprobados, algunos mañana, otros el lunes & # 8217.60 En total, informó siete proyectos de ley en el sesión. El primero, el 1 de marzo, fue por la venta de terrenos pertenecientes a William Essex de Lambourne en Berkshire, que también defendió en tercera lectura cinco días después. Informó de otros dos proyectos de ley privados, uno para confirmar un decreto de la Cancillería a favor de los herederos de Rowland Elrington de Woodford, Essex (18 de mayo), que Hoskins volvió a comprometer y volvió a informar tres días después, y el otro para permitir a un terrateniente de Huntingdonshire vender sus tierras (13 de julio), aunque estas últimas habían sido confiadas a Sir William Strode el 25 de junio.61

    El 9 de marzo, Hoskins informó sobre el proyecto de ley para restaurar el monopolio de Horners & # 8217 Company, que había sido & # 8216inconscientemente derogado & # 8217. Estos pobres practicaban, declaró, un oficio de antigüedad, singularidad, honestidad. Nunca ninguna queja contra ellos & pound200 comprará todas sus cosas & # 8217. Tres días después denunció el proyecto de ley de mantenimiento del puerto de Minehead, que ordenó ser absorto, así como el proyecto de ley para sancionar los engaños y fraudes cometidos por peinadores e hilanderos de lana, que informó el 24 de mayo. Su interés en el comercio de telas se demostró aún más el 19 de julio, cuando anunció que alguien había establecido la fabricación de telas españolas de buena calidad & # 8216 & # 8217 pensó que este asunto debería ser examinado por & # 8216algunos pañeros de esta Cámara & # 8217, por lo que que podría ser alentado.62 El 5 de julio, Hoskins fue nombrado miembro del comité del proyecto de ley para confirmar el título de los contratistas de las tierras de la corona. Cinco días después, pidió a la Cámara que dictaminara si el proyecto de ley debería incluir disposiciones para confirmar la composición de las propiedades por títulos defectuosos, una moción que presumiblemente tenía la intención de poner un radio en la rueda de Tipper & # 8217s. La Cámara acordó que & # 8216todo tras una buena consideración & # 8217 debería confirmarse. Dos días después, Hoskins informó sobre el proyecto de ley con enmiendas y adiciones, pero se volvió a comprometer después de la oposición de Sir Henry Poole.63 Hoskins habló en contra del proyecto de ley para & # 8216Mr. Davison & # 8217 en su segunda lectura el 27 de marzo. Esta medida pudo haber sido una versión revisada del proyecto de ley de 1606 que buscaba asegurar la pasantía del tesoro a William Davison & Dagger, ahora muerto, y a su hijo Francis. Hoskins también habló en la segunda lectura del proyecto de ley para reducir el costo de probar los testamentos en el tribunal de prerrogativas de Canterbury el 3 de abril, pero no se sabe con qué efecto. El 6 de junio presentó un proyecto de ley para evitar obstrucciones en los ríos navegables, pero no avanzó. Quince días después se pronunció a favor del proyecto de ley suntuaria, argumentando que el gasto excesivo en ropa estaba agotando el dinero del país. Si el proyecto de ley se aprueba, declaró, & # 8216 entonces cuando veamos a cualquier hombre con ropa dorada y reluciente, podemos decir que es de sangre del príncipe o un tonto por ley del Parlamento & # 8217.64

    Hoskins habló dos veces sobre la disputa electoral de Bridgnorth. El 9 de marzo atacó el regreso de Sir Francis Lacon alegando que el contrato carecía del sello de la ciudad y de las firmas de los alguaciles. Cinco días después, se opuso a la solicitud de Sir George More de permitir que los alguaciles regresaran a casa para las audiencias, ya que las elecciones aún no habían sido examinadas. Se opuso a otorgar privilegios al hijo de Robert Berry de Ludlow, arrestado por el alguacil del barrio de Newgate por & # 8216 caminar tarde & # 8217, argumentando que no había & # 8216 ningún privilegio en materia de paz & # 8217. Cuando se presentó un proyecto de ley de los Lores el 5 de mayo con el título escrito en él en lugar de al dorso, aconsejó que el asunto se remitiera al comité de privilegios.65

    Hoskins pronunció tres discursos grabados en la quinta sesión, mal grabada. El 3 de noviembre instó a la Cámara de los Comunes a volver a examinar la lista de quejas que debían rectificarse en el Gran Contrato, y pidió a James que garantizara que sus ministros observaran el estado de derecho. Esa garantía era una condición previa para la celebración del Contrato, ya que disiparía el temor de que posteriormente se recuperaran las prerrogativas financieras. Cuatro días más tarde, Hoskins se opuso a las propuestas de consultar con los Lores sobre la formulación de una respuesta común al mensaje del rey sobre el Contrato, alegando que se trataba de una cuestión de suministro y, por lo tanto, solo afectaba a los Comunes. Instó a que se sometiera a votación la cuestión de continuar con el Contrato.Pronunció su discurso final de la sesión el 23 de noviembre, cuando observó que la cuestión de las donaciones estaba indisolublemente ligada a la cuestión de cómo mejorar la situación financiera de la Corona. La solución a los problemas financieros del rey, afirmó, residía en el propio James, ya que & # 8216 el buen gobierno de los ingresos ha sido un medio utilizado por los príncipes para suplir sus ingresos & # 8217. Una de las principales causas de las dificultades de la Corona fueron los que habían & # 8216 rogado tanto al rey & # 8217. Hoskins afirmó tímidamente no saber quiénes eran los responsables, pero estaba claro que su objetivo previsto eran los escoceses, ya que agregó que los culpables no eran ni ingleses, irlandeses ni holandeses. De hecho, sus comentarios dejaron al embajador francés esperando una masacre de los escoceses, como la que había sucedido con sus propios compatriotas en las Vísperas sicilianas en 1282. Hoskins pidió al gran comité que investigara, para que los responsables & # 8216 puedan celebrar una consulta sobre cómo para sacar de esta cisterna tan rápido como la llenamos & # 8217. La & # 8216cisterna real tenía una fuga, que hasta que se detuvo, toda nuestra consulta para traer dinero fue de poca utilidad & # 8217. Después de la disolución, Hoskins fue uno de los & # 8216 free speakers & # 8217 cuestionados por Salisbury por no apoyar el suministro.66 A estas alturas ya estaba bien establecido como una figura destacada en la intelectualidad metropolitana, siendo miembro tanto de la Inglete y Sirena círculos y (según Aubrey) familiarizado con & # 8216todos los ingenios y luego sobre la ciudad & # 8217. Sin embargo, nunca perdió el contacto con Herefordshire, comprando la propiedad absoluta de su casa en Hereford en 1609.67

    Reelegido por Hereford en 1614, Hoskins hizo 22 discursos grabados y fue nombrado miembro de 16 comités, entre ellos el comité de privilegios (8 de abril). El 9 de abril habló en el debate sobre la disputa electoral de Northumberland, defendiendo el derecho de la Cámara de Representantes a convocar al sheriff, argumentando que si dejaba el asunto en manos de los tribunales de justicia, & # 8216 se abrirá una brecha para infringir toda libertad. de libre elección & # 8217.68 En el debate sobre funerales (2 de mayo), Hoskins argumentó que el rumor de una empresa secreta para gestionar el Parlamento & # 8216 procede de una base podrida del papado & # 8217, y pidió que se volviera a comprometer el asunto. Dos semanas más tarde defendió el papel de consejo de Sir Henry Neville I al rey, que había desencadenado el rumor, argumentando que no había razón para impedir que el rey llamara a cualquiera de sus súbditos y hiciera uso de su comprensión & # 8217.69 Si Hoskins no creía en una empresa secreta, no era menos desdeñoso ante el temor generalizado de que si los Comunes se negaban a votar dinero, & # 8216 no habría más parlamentos y se ampliaría la prerrogativa del rey & # 8217 & # 8217. No había & # 8216 ninguna causa de temor a no llamar al Parlamento & # 8217, afirmó, de forma totalmente incorrecta, el 5 de mayo, porque & # 8216 el rey gana con ellos, no con el súbdito & # 8217. ¿No había dicho James en su discurso de apertura que si la prerrogativa se extendiera demasiado, entonces sería el momento & # 8216 de convocar un Parlamento del amor & # 8217? 70

    El 10 de mayo, Hoskins se pronunció a favor de las restricciones a la influencia del ducado de Lancaster en las elecciones, que, según él, era & # 8216 contra el derecho de esta Cámara y reino & # 8217, y & # 8216 un poder mayor que el que [los electores podían] resistir & # 8217. Sin embargo, defendió la conducta del canciller del ducado, Sir Thomas Parry *, sugiriendo que las cartas electorales que llevaban su firma podrían haber sido escritas por un sirviente y que Parry no las había leído antes de firmarlas.71 Cuando su amigo Richard Martin * ofendió a la Cámara el 17 de mayo, Hoskins se quedó estupefacto y declaró que hablaba & # 8216 con tanta perplejidad como si él mismo hubiera sido procesado aquí & # 8217. Sin embargo, no mostró tal vacilación después de que el obispo Neile atacara los procedimientos de los Comunes. "Aquí no hemos hecho nada más que mostrar nuestro amor y generosidad al rey", declaró el 25 de mayo. Tanto Escocia como Alemania habían & # 8216 barrido mitras más grandes que las suyas & # 8217, y & # 8216 no admiraba nada en el obispo excepto su ignorancia & # 8217. Los Comunes estarían totalmente justificados al solicitar al rey & # 8216 que se apoderara de su obispado durante siete años para suplir a Su Majestad & # 8217s quiere & # 8217. Al día siguiente aprobó un mensaje a los Lores quejándose del discurso del obispo, pero anunció que no esperaba justicia de ellos.72

    Hoskins no tenía prisa por votar la oferta. Respondiendo a los discursos de los consejeros privados que detallaban las deudas del rey el 12 de abril, se movió para aplazar la pregunta con el argumento de que la asistencia aún era escasa, la Cámara no había sido convocada y los miembros no habían comulgado juntos.73 El El 5 de mayo sugirió que aquellos que pedían suministro eran como & # 8216 caballos que interfieren, que cuanto más rápido van, más se cojo & # 8217. Afirmó además, de manera bastante falsa, que el Parlamento fue & # 8216 llamado a asesorar, no a dar dinero & # 8217.74 La falta de voluntad de Hoskin & # 8217 de otorgar suministro contrastaba con su afán por destruir las imposiciones. Se unió al ataque el 18 de abril, argumentando ingeniosamente que las imposiciones eran & # 8216 muy perjudiciales para Su Majestad & # 8217 porque devoraban las ganancias de los comerciantes & # 8217 y por lo tanto desanimaban a los comerciantes de comerciar. Esto, a su vez, disminuyó los ingresos de aduana de la Corona y obligó al rey a vender sus tierras a los contratistas, que de ese modo obtuvieron enormes beneficios, ninguno de los cuales estaba sujeto a impuestos. Aquellos que compraron esta tierra posteriormente encontraron que sus títulos fueron cuestionados por Tipper y otros cazadores de tierras ocultas, mientras que los comerciantes que habían renunciado al comercio recurrieron al préstamo de dinero, de modo que & # 8216 la gente se empobrece por la usura & # 8217.75 A raíz de esta crítica, Hoskins desempeñó un papel destacado en el intento de los Comunes de demostrar que las imposiciones eran ilegales. El 12 de mayo, él y Thomas Wentworth I fueron asignados para discutir el estatus legal de las costumbres entre los reinados de Eduardo III y María en una próxima conferencia con los Lores. El mismo día, Hoskins trasladó la Cámara para ordenar una búsqueda de los registros en la Torre y la Hacienda y hacer copias de los documentos pertinentes. Él mismo tenía & # 8216muchos registros de material muy que no ha sido examinado & # 8217 que deseaba haber copiado a expensas de la Casa & # 8217. Al día siguiente, propuso que el Portavoz escribiera a Sir Robert Cotton * & # 8216 para pedirle que entregara un registro que tenía, que sería muy importante y ayudaría mucho a sus argumentos & # 8217. Cotton estaba entonces enfermo en Cambridge, pero envió la llave de su estudio a Sir Edward Montagu * y a su hermano Henry Cotton, y el 20 de mayo se nombró a Hoskins para ayudar a ambos hombres en la búsqueda de los registros que pudieran ser beneficiosos para ellos. la Commonwealth & # 8217.76 La búsqueda de los registros de la Corona & # 8217 puede no haber salido tan bien como esperaba Hoskins, ya que el 16 de mayo William Hakewill anunció que había oído que se habían encontrado registros & # 8216 para cruzar la opinión de esta Cámara & # 8217. Hoskins también anunció que había & # 8216 dudas que, sin embargo, él mismo seguía sin resolver & # 8217. Sin embargo, evidentemente, estos se cumplieron rápidamente, ya que dos días después, Hoskins ayudó a refutar la defensa de las imposiciones de Thomas Hitchcock.77

    En todo el Parlamento, Hoskins mostró poco interés por el problema continuo del Consejo en las Marcas. Sin embargo, el 20 de mayo, después de que Sir Edwin Sandys pidiera una copia de la carta escrita por el rey a Sir Edward Phelips * en noviembre de 1610, que había prometido permitir que el poder del Consejo fuera impugnado en los tribunales de justicia, Hoskins propuso que se enviara a Sir Robert Phelips * para solicitar la carta de su padre.78 Hoskins informó sólo de un proyecto de ley en 1614, el relativo a la mansión de Painswick en Gloucestershire, aunque habló con frecuencia en los debates de proyectos de ley. Cuando Sir Maurice Berkeley propuso que un comité redactara un proyecto de ley para erradicar los abusos en los tribunales eclesiásticos el 12 de abril, Hoskins también propuso reformas, & # 8216 que los hombres no pueden ser llamados para asuntos menores y despedidos sin costo si es ilícito, y que la excomunión no se conceda de forma tan ordinaria o por causas tan pequeñas & # 8217. Cuando Sir Francis Bacon informó sobre el proyecto de ley sobre el matrimonio de la princesa Isabel con el Elector Palatino el 13 de abril, Hoskins argumentó en contra de agregar una enmienda para proporcionar hijos en caso de que más tarde se volviera a casar. Declaró que esperaba que ella solo se volviera a casar con el consentimiento del rey o sus sucesores, pero sin embargo temía & # 8216 peligro con respecto a la Casa de Austria & # 8217. En la segunda lectura del proyecto de ley contra la fianza falsa tres días después, Hoskins negó la afirmación de Sir George More de que la pena que impuso era demasiado grande, ya que era mejor & # 8216 salvar un alma y perder un cuerpo & # 8217. En la segunda lectura del proyecto de ley para evitar el consumo derrochador de oro y plata (5 de mayo), Hoskins propuso con éxito que el proyecto de ley suntuario de Christopher Brooke también se volviera a leer, ya que ambas medidas eran & # 8216 de una sola naturaleza & # 8217 y deberían ser comprometidos juntos. Nombrado para el comité resultante, también trabajó con Brooke el 14 de mayo durante el debate sobre la segunda lectura de un proyecto de ley relativo al Tribunal de Wards, que ambos hombres atacaron por quitarle los honorarios a los empleados de la valija. El 31 de mayo, Hoskins propuso promulgar el proyecto de ley para evitar que cerveceros y bebedores se convirtieran en magistrados y se opuso a otro que buscaba reprimir la borrachera79.

    Cuando el rey se quejó el 27 de mayo sobre la decisión de los Comunes & # 8217 de suspender todos los negocios, Hoskins declaró que & # 8216algunos, sin conocer los cursos del Parlamento, desinforman al rey & # 8217. Afirmando que siempre ha sido un privilegio para el parlamento elegir en qué asuntos procederemos & # 8217, procedió a acusar a & # 8216 a una persona honorable & # 8217. El secretario de Estado Sir Ralph Winwood, quien estaba sentado en el Parlamento por primera vez, interpretó correctamente que esto se refería a él mismo.80 El 3 de junio, Hoskins pronunció el discurso más notorio del Parlamento, durante el debate sobre el mensaje del rey que amenazaba la disolución a menos que los Comunes votaron por la oferta. Comenzó afirmando que al menos estaba preparado para ver la disolución del Parlamento en lugar de someterse a la demanda del rey, porque así como había sido el último en hablar en la asamblea anterior, estaba preparado para ser el último en hablar en esta. Luego recordó a la Casa del Rey el discurso de apertura en el que James había declarado que este Parlamento sería & # 8216 el Parlamento del amor & # 8217, porque ahora estaba claro que & # 8216 los argumentos que se hacen son más bien de miedo & # 8217. No era forma de que el gobierno obtuviera suministro para decir que no escucharía las quejas de los Comunes contra las imposiciones. Se debe instar al rey a que suprima las imposiciones y evite la venta de las tierras de la Corona, porque & # 8216 si la riqueza del reino se lleva sin el consentimiento del Parlamento, no podremos abastecer a Su Majestad & # 8217. Hoskins insistió además en que todos los extraños deberían ser enviados a casa, ya que eran tanto desenfrenados como disolutos. Aquí, como en su discurso del 23 de noviembre de 1610, atacaba implícitamente a los escoceses, de los cuales el más influyente y más odiado era el favorito de la realeza, Robert Carr, conde de Somerset. Según un redactor del boletín, Hoskins agregó que & # 8216 él podría desear que Su Majestad fuera más reservado en sus honores y favores con los extraños, y más comunicativo con los de nuestro país natal, especialmente en asuntos importantes de estado & # 8217. En la parte más sensacional de su discurso, Hoskins se refirió abiertamente a las Vísperas sicilianas y también (según un informe) a la masacre más reciente del Día de San Bartolomé. Aunque un cronista no entendió las implicaciones de esta declaración, los oyentes mejor informados difícilmente podrían haber dejado de interpretarla como una amenaza de que, a menos que los escoceses regresaran a casa, serían masacrados.81

    El 6 de junio, Sir Guy Palmes tomó la iniciativa de castigar o absolver a los diputados de los que se pueda pensar que & # 8216 han hablado de alguna palabra del rey que no les agrada & # 8217. Hoskins sintió que esta moción & # 8216 le preocupaba en particular & # 8217, ya que había oído que había sido acusado, aunque negó haber hablado mal del rey, & # 8216, lo que para él sería más que golpearse a sí mismo con un golpe mortal. golpe & # 8217. Sin embargo, cuando pidió que se formulara la pregunta, se objetó que no se había formulado ninguna acusación específica. Hoskins & # 8217 amigo Sir Henry Wotton luego le pidió que explicara lo que había querido decir con & # 8216Sicilian Vísperas & # 8217. Hoskins parece haber sido inusualmente indeciso en su respuesta: un cronista no pudo escuchar su respuesta y otro registró que respondió vagamente que & # 8216 él no tenía una intención privada y pensó que la historia era conocida por muchos y lo decía en serio & # 8217. Aunque claramente inadecuada, esta respuesta despejó el camino para que se formulara la pregunta, tras lo cual la Cámara resolvió que nadie pensaba que había hablado & # 8216ofensivamente & # 8217. Al día siguiente, Hoskins anunció que estaba dispuesto a apoyar una votación de uno o dos subsidios con la condición de que si no se abandonaban las imposiciones en octubre, se reembolsaría el dinero. Sin embargo, su sugerencia fue ignorada. Mientras los Comunes continuaban debatiendo la concesión de suministro sin condiciones, Hoskins se quejó de que & # 8216esta pregunta no puede ser & # 8217. Poco tiempo después, se impidió al Presidente de formular la cuestión y se disolvió el Parlamento82.

    El Privy Council emitió una orden de arresto contra Hoskins el día de la disolución, y fue internado en la Torre el 8 de junio. Según Wotton, el Consejo le preguntó posteriormente a Hoskins & # 8216 si entendía bien las consecuencias de esa Víspera siciliana & # 8217, a lo que respondió & # 8216 que no tenía más que una información general al respecto, siendo poco versado en esas historias que apartarse del camino de su profesión & # 8217. Historiadores recientes han encontrado increíble su supuesta ignorancia dada la extensión de su educación. Sin embargo, la formación de Hoskins fue en los clásicos y el derecho inglés en lugar de la historia medieval europea y Wotton, que había sido contemporáneo de Hoskins en Oxford, pensó que había respondido & # 8216 muy verdaderamente & # 8217. Hoskins declaró que el Dr. Lionel Sharpe, un ministro que anteriormente había sido capellán de Henry, príncipe de Gales, le había "infundido estas cosas en él y le había pedido que las presionara en el Parlamento". Además, Sharpe le había asegurado el apoyo del conde de Northampton y había presentado a sir Charles Cornwallis * para confirmar esta afirmación. Como consecuencia del testimonio de Hoskins & # 8217, Cornwallis y Sharpe fueron enviados a la Torre el 12 de junio.83

    En una carta al rey, que posteriormente circuló ampliamente en manuscrito, Cornwallis afirmó que, al no haber podido encontrar un escaño en el Parlamento, había dado notas de un discurso que había preparado a Sharpe, quien había recomendado a Thomas Hitchcock como miembro adecuado. para entregarlo. Sin embargo, Hitchcock se había negado a hacerlo, por lo que Sharpe se acercó a Hoskins. Sin embargo, Cornwallis afirmó que Hoskins & # 8217 & # 8216Sicilian Vísperas & # 8217 discurso & # 8216 tampoco estaba de acuerdo con el mío en forma o materia & # 8217. Esto parece haber sido cierto, porque aparte de una oposición general a los escoceses, hay poco en común entre los informes del discurso de Hoskins y el texto de la carta de Cornwallis. Mientras que Cornwallis quería restringir los recién llegados de Escocia y limitar todos los nombramientos nuevos al dormitorio del rey a los ingleses, Hoskins quería que los escoceses que ya estaban en Inglaterra fueran enviados a casa. Las discrepancias no pueden atribuirse por completo a una edición juiciosa en Cornwallis & # 8217 porque admitió haber incluido algunos asuntos muy controvertidos, como ministros silenciados y el matrimonio del príncipe Carlos, sobre los cuales Hoskins parece no haber dicho nada durante el Parlamento de 1614. .84 Sin embargo, pronto se creyó comúnmente que Hoskins había sido parte de una conspiración más amplia para arruinar el Parlamento de 1614, instigada por el conde de Northampton. El 30 de junio, John Chamberlain escribió que Hoskins & # 8216 fue encubierto, instigado y, de hecho, claramente contratado con dinero para hacer lo que hizo & # 8217. Sharpe le dijo al Privy Council que Cornwallis había prometido pagar a Hoskins & pound20 como compensación por su pérdida de ganancias durante la sesión. Cornwallis lo negó, pero afirmó que Sharpe había intentado persuadirlo & # 8216 con ejemplos de otros que dijo que darían & # 8217. Hoskins escribió posteriormente que el conde de Somerset había & # 8216 prometido hablar por mí, pero habló en mi contra & # 8217, sugiriendo que él pudo haber sido uno de los & # 8216 otros que dijo que daría & # 8217. Sin embargo, es poco probable que Somerset, como escocés, hubiera apoyado el discurso de Hoskins en las Vísperas sicilianas # 8217, especialmente porque parece haber sido uno de sus principales objetivos. Por otro lado, pudo haber favorecido la versión de Cornwallis & # 8217, que solo estaba dirigida contra futuros recién llegados de Escocia y estaba diseñada para hacer que el rey & # 8216 esté mejor capacitado para recompensar a los de ese país que ya están aquí a su servicio & # 8217. Al final, al parecer, el discurso de Hoskins no fue muy diferente al que había pronunciado en noviembre de 1610. Si fue sobornado, entonces simplemente se le estaba pagando para que dijera lo que habría dicho de todos modos.85

    Hoskins, Cornwallis y Sharpe languidecieron en prisión durante todo un año. En su petición de liberación, Hoskins reconoció & # 8216 que su ofensa era atroz, como en sus discursos demasiado desconsiderados en el último Parlamento, al entrometerse en asuntos que no le convenían al alegar historias impertinentes, y que eran de una memoria condenable y de consecuencias detestables & # 8217. Sin embargo, intentó mitigar su ofensa afirmando que no había & # 8216 concebido [las Vísperas sicilianas] cuando habló, ni tenía la intención de mencionarlas cuando se puso de pie por primera vez & # 8217. En junio de 1615 fue liberado de la Torre, pero se le pidió que permaneciera en Londres hasta que terminara el período y se le prohibió ir al Middle Temple o Westminster Hall. A partir de entonces, se quedaría a cinco millas de su casa en Hereford. Sin embargo, estos requisitos se relajaron el 21 de julio, cuando se le permitió regresar a Londres para ejercer su profesión. Se informó que ni Hoskins ni Cornwallis & # 8216 se quemarían los dedos con asuntos del Parlamento & # 8217 en el futuro.86

    Es casi seguro que fue a raíz del Parlamento Addled que Hoskins perdió la administración adjunta de Hereford.Sin embargo, a pesar de pelear con los Scudamores, mantuvo el apoyo en la ciudad, ya que James Clarke * lo visitó en la Torre y John Warden * y el hermano de Clarke, John, posteriormente lo ayudaron a protegerse de un pretendiente que buscaba fortuna para su sobrina huérfana. 87 Este respaldo continuo explica por qué Hoskins fue elegido alcalde de Hereford en 1616. Al enterarse de este hecho, James I canceló la elección, declarando que Hoskins había & # 8216 notoriamente caído en nuestro gran disgusto & # 8217 y alegando que había sido elegido por & # 8216 # 8216facción y práctica clandestina & # 8217. Hoskins volvió a estar en problemas al año siguiente, siendo & # 8216 cuestionado por una rima o calumnia (como se denomina) & # 8217. Sin embargo, su amigo Sir Lionel Cranfield * intercedió ante Buckingham para obtener su liberación. En 1618 exigió & pound92 a Hereford como pago retroactivo por 900 días & # 8217 de servicio parlamentario. La corporación presentó una petición a la Cancillería, pero el sucesor de Ellesmere, Sir Francis Bacon *, respondió que no les brindaría ayuda, ni en derecho ni en equidad, y la corporación se vio obligada a imponer un doble subsidio a los pupilos para cumplir con los requisitos. gastos. Cuando el tercer Parlamento jacobeo se reunió con Hoskins, que no era uno de sus miembros, escribió a su esposa que & # 8216todo mi trabajo es reprimir a la Cámara Baja para que no cuestione mi compromiso con el último Parlamento, y evitar que revivan al rey & # 8217s disgusto & # 8217. Sin embargo, también encontró tiempo para escribir una sátira en verso sobre la caída de Bacon. Gracias al patrocinio de Buckingham, Cranfield y al presidente del Consejo en las Marcas, William Compton, primer conde de Northampton, fue recompensado con un nombramiento para el poder judicial de Gales en junio de 1621. Mientras tanto, su práctica privada resultó suficientemente remunerativa para él. poder comprar una propiedad en Moorhampton, ocho millas al noroeste de Hereford.88

    Hoskins pagó su contribución al Préstamo Forzoso en octubre de 1626, pero se ausentó de la reunión de la comisión de Préstamos de Herefordshire el 13 de febrero de 162789. año siguiente. Sin embargo, castigado por su experiencia anterior, adoptó una postura más moderada que antes sobre el alcance de la prerrogativa real.

    En el transcurso de la sesión de 1628, Hoskins fue nombrado miembro de siete comités e hizo 13 discursos. A diferencia de los parlamentos anteriores en los que se había sentado, no participó en el debate ni en el informe de ninguna legislación. El primer discurso de Hoskins, el 26 de marzo, se refería al poder del Consejo Privado para confinar a los hombres sin mostrar causa. Defendió este poder, argumentando que los sospechosos de traición podían ser detenidos legalmente durante el examen de la causa y que aquellos que eran & # 8216 peligrosos para el estado, o un servidor del rey que se había portado mal & # 8217 podían ser legalmente excluidos de la Corte. . Cuando el comité de toda la Cámara nombró un subcomité de todos los abogados para buscar registros relacionados con la libertad del sujeto dos días después, Hoskins estaba entre los asignados para registrar la Torre. En el debate posterior del 3 de abril sobre la resolución del gran comité & # 8217 con respecto a la libertad del sujeto, defendió que las palabras & # 8216 sin su propio consentimiento, salvo por ley del Parlamento & # 8217, se insertaran en la cláusula prohibir la imposición de prerrogativas.90

    En el debate sobre la oferta del 2 de abril, Hoskins argumentó que & # 8216 conociendo nuestros derechos, estaremos mejor capacitados para dar & # 8217. Por lo tanto, instó a que los agravios y la oferta vayan de la mano, observando que & # 8216dos piernas van mejor juntas & # 8217. Sin embargo, el 4 de abril, argumentó que los Comunes deberían otorgar suministros de forma rápida e incondicional, ya que esta era la & # 8216 forma más justa & # 8217 de aliviar la carga del alojamiento, ya que el rey no podría pagar a sus soldados hasta que no le hubieran votado dinero. . A aquellos que intentaron obligar al rey a aceptar una confirmación detallada de los derechos y libertades de los sujetos, les dijo que los mensajes del rey & # 8217s & # 8216 son tanto como la Carta Magna & # 8217. En consecuencia, argumentó, & # 8216 debemos satisfacer los deseos del rey & # 8217 & # 8217 & # 8217 y votar cinco subsidios.91 El 2 de mayo, Hoskins se opuso a proceder con una Remonstrance, & # 8216 porque eso implica una protesta y reivindicación de un derecho, que tenemos no hay motivo para quejarse & # 8217. Recordando a sus oyentes que & # 8216los ojos de nuestros enemigos están puestos en este Parlamento & # 8217, instó a los Comunes a confiar en Carlos I, a quien describió como un & # 8216 rey bueno, piadoso y lleno de gracia & # 8217, y que construyeran sobre sus promesas al confirmando la Carta Magna por estatuto, que dijo & # 8216 deseamos. en antiguos parlamentos & # 8217. Este discurso evidentemente encontró poco apoyo en la Cámara, ya que Sherfield registra que & # 8216 después de un tiempo [fue] llamado al grano & # 8217. Cuatro días después, Hoskins trató de refutar el argumento de Edward Littleton II de que, debido a que numerosos estatutos anteriores habían confirmado la Carta Magna, una nueva confirmación no produciría ningún beneficio. Hoskins argumentó que así como los estatutos moribundos a veces eran revividos por proclamación real, también podían revivirse por confirmación parlamentaria. Admitió que este curso de acción sería & # 8216 lamentable & # 8217 a menos que también fuera acompañado de las resoluciones aprobadas por los Comunes, pero sugirió que, no obstante, & # 8216 quedarían cojos [ante el rey] y obtener una bendición & # 8217.92

    Durante los debates sobre las enmiendas de los Lores & # 8217 a la Petición de Derecho, Hoskins argumentó (13 de mayo) que la modificación propuesta a la cláusula relativa al Préstamo Forzoso - que el Préstamo se había iniciado & # 8216 por causas urgentes y apremiantes del estado entonces alegado & # 8217 - era innecesario ya que & # 8216 nunca escuchó a ningún hombre que dijera que le habían hecho mal, decir que fue hecho por necesidad & # 8217. Seis días después apoyó la moción de Phelips # 8217 de que la Cámara Alta debería indicar si estaba de acuerdo en principio con proceder por petición antes de que los Comunes debatieran las adiciones de Lord & # 8217. Sin embargo, también propuso que una vez que los Señores y el rey hubieran consentido, se debería insertar una cláusula salvadora para & # 8216 el derecho y señorío de nuestro rey. "en todas las cosas" & # 8217. Al día siguiente, argumentó que la propuesta de los Lores de cambiar la descripción del juramento administrado por los comisionados de Préstamos Forzados de & # 8216 ilegal & # 8217 a & # 8216 no justificado por las leyes y estatutos del reino & # 8217, hizo poca diferencia, para & # 8216 decir "no justificado" es tanto "ilegal" & # 8217. Dos días más tarde fue designado para presidir el comité de toda la Cámara para considerar las enmiendas de los Lores y # 8217, y el 23 de mayo informó que el comité había designado a Sir Henry Marten y John Glanville para presentar los argumentos de Common & # 8217 en contra de las enmiendas. Posteriormente fue mencionado solo dos veces en los registros supervivientes de la sesión, una vez más tarde ese mismo día, cuando fue nombrado miembro de los comités para considerar el proyecto de ley para confirmar la patente de cartas otorgada por James I al conde de Bristol (Sir John Digby *), y una vez el 16 de junio, cuando fue designado para considerar un proyecto de ley de propiedad privada93.

    En la sesión de 1629, Hoskins no fue nombrado miembro de ningún comité, pero habló tres veces en el comité de religión. El 31 de enero señaló que & # 8216 los papistas y nosotros estamos de acuerdo en las Escrituras, y solo diferimos en la interpretación & # 8217. La convocatoria no tenía poder para hacer leyes, y afirmó que el término & # 8216la Iglesia & # 8217 significaba todos los creyentes. El 14 de febrero exigió que el fiscal general, (sir) Robert Heath *, explicara el hecho de que no se condenó a los jesuitas tomados en Clerkenwell en 1628. Tres días después exclamó que nunca había conocido & # 8216 un colegio de jesuitas completo & # 8217 para que se le permita la libertad bajo fianza. Después de comparar a los miembros de la orden con & # 8216wolves & # 8217 y & # 8216foxes & # 8217, declaró que & # 8216the gente no les dejaría salir bajo fianza & # 8217. El 20 de febrero se le concedió un permiso de ausencia para realizar su circuito, por lo que no dejó más rastro en los registros parlamentarios94.

    Hoskins mantuvo el cargo hasta que & # 8216 un gran compañero de campo lo pisó & # 8217 en los juicios o sesiones en 1638. La gangrena comenzó, la amputación llegó demasiado tarde y murió unos meses después en Moorhampton, bromeando valientemente hasta el final. Fue enterrado en la iglesia de Abbey Dore, que recientemente había sido restaurada por Sir John Scudamore. Su breve testamento, redactado el 31 de enero de 1636, legó todos sus bienes a su hijo Bennet, que ocupaba el puesto de Herefordshire en los Parlamentos del Protectorado.95 Anthony à Wood describió a Hoskins como & # 8216 el poeta más ingenioso y admirado de su tiempo & # 8217 y declaró que dejó un libro de poemas en manuscrito & # 8216 más grande que los del Dr. Donne & # 8217. Sin embargo, este volumen fue prestado por su hijo, quien posteriormente resultó incapaz de recuperarlo. Sólo una pequeña cantidad de versos de Hoskins & # 8217 se imprimió durante su vida, aunque algunos circularon ampliamente en forma manuscrita. Lo que sobrevive ha sido descrito como & # 8216 merecidamente no celebrado & # 8217.96


    El diablo que conoces: los asesinatos de John Hoskins

    Ubicado en la parte suroeste del estado, el condado de Adams es el condado menos poblado de Iowa, con poco menos de 3700 personas. Es muy rural y se compone de colinas y campos verdes ricos.

    La gente todavía te saluda en la calle o levanta el dedo índice en la "ola de agricultores" cuando pasan por una carretera secundaria. Ir allí es como viajar en el tiempo unos treinta años y captar el aroma de mi juventud, antes de que las ciudades comenzaran a crecer y convertirse en las áreas rurales por las que solía vagar.

    En el condado de Adams, las ciudades son más pequeñas, más íntimas. Muchas de las personas crecieron juntas. Saben que están familiarizados entre sí. Si bien en la era moderna esto podría no ser un gran problema, en los tiempos pioneros las personas dependían en gran medida unas de otras para la ayuda y el apoyo mutuos.

    Los pioneros a menudo se encontraban al borde de la civilización. No había ciudades o pueblos, los pioneros estaban allí para construirlos. A veces, el asentamiento más cercano estaba a varias horas de distancia y el viaje podía resultar difícil, por decir lo mínimo. Tus compañeros colonos se convirtieron rápidamente en tu mejor opción.

    Sus vecinos podrían echarle una mano si usted o un miembro de su familia se enferma o se lastima. Podrían brindarle compañía cuando se canse de hablar con su maíz o su vaca. Podía intercambiar artículos y mano de obra de un lado a otro cuando no podía viajar a la ciudad. Muy rápidamente, se formaron relaciones complejas y cercanas entre los colonos en estas áreas fronterizas.

    La frontera podría ser un lugar peligroso, especialmente en las granjas. La gente se quemó, cortó, corneó, pisoteó y quedó atrapada en la maquinaria. Había que llamar a un médico en persona, lo que significaba que alguien tenía que viajar a la ciudad para traerlos de regreso, todo el tiempo con la esperanza de que no estuvieran atendiendo a otra persona.

    Mientras tanto, la persona herida tendría que esperar. En caso de emergencia, el tiempo es fundamental. Es posible que necesite ayuda ahora mismo, no dentro de tres horas. En casos como este, su vecino podría ayudar a cuidarlo hasta que llegue el médico.

    Con el paso del tiempo, nuevas innovaciones y tecnología comenzaron a llegar a los hogares rurales de Iowa. Uno de los más importantes fue el teléfono. Los vecinos seguían confiando unos en otros, pero ahora podían llamar a alguien durante todo el año desde la comodidad y privacidad de su propia casa.

    Mientras corría por una carretera congelada del condado de Adams en 1919, a Irene Hoskins, de quince años, probablemente no le importaba nada de esto. Lo único en lo que podía pensar era en llegar tan lejos y tan rápido de su casa como fuera posible.

    La cabeza de Irene latía y dolía con cada latido. Los pulmones le ardían por el esfuerzo y por el aire frío de enero. Sin embargo, nada de eso importaba. Necesitaba ayuda. Más importante aún, su familia necesitaba ayuda y ella estaba decidida a proporcionársela. Continuó corriendo, los zapatos golpeando en la carretera mientras se dirigía con paso firme hacia la casa de Allen Taylor, su vecino más cercano.

    Los Taylor deben haberse sorprendido al ver a la niña tropezar hasta su puerta. La joven Irene estaba sangrando por un corte en la cabeza y obviamente estaba aterrorizada.

    Irene, recuperando el aliento, les dijo algo que les heló la sangre más rápido que el aire de enero del exterior. Su familia necesitaba ayuda, dijo, porque su padre acababa de intentar matarlos. Después de algunas respiraciones rápidas más, Irene comenzó a contar su historia.

    Las cosas habían sido un poco incómodas en la casa de los Hoskins esa mañana. John Hoskins y su esposa, Hulda, habían estado discutiendo toda la mañana.

    John Hoskins. Cortesía de Adams County Free Press Hulda Hoskins. Cortesía de Adams County Free Press

    La familia había planeado conducir hasta Greenfield, Iowa esa mañana y visitar a los padres de John. Todos esperaban felizmente el viaje y se habían hecho todos los planes y preparativos necesarios.

    A la mañana siguiente, el estado de ánimo anteriormente jovial de John se había agriado rápidamente.

    Su hijastra, Gladys, de 19 años, y su hija, Irene, de 15, se habían despertado tarde. Se habían vestido rápidamente, pero aún no habían logrado bajar y sentarse a la mesa del desayuno hasta las 6:30 am. La única razón por la que lo habían logrado era porque John les había gritado escaleras arriba para que se despertaran y se pusieran en movimiento.

    John, su hijastro Roy, de 16 años, y su hijo, Merlin, de 12, no solo se habían levantado temprano, sino que se las habían arreglado para hacerse cargo de todas las tareas de la granja. John había querido irse temprano ese día, y cuando se enteró de que Gladys e Irene aún dormían, se puso lívido. Casi de inmediato, culpó a Hulda por el problema y comenzó a gritarle.

    Fue increíble lo enojado que se puso. Hulda respondió durante bastante tiempo, pero, después de un rato, se detuvo. Esta era la forma en que sus argumentos generalmente progresaban, con Hulda discutiendo duro al principio y luego, finalmente, simplemente sin hablar. Dejó que la ira de John siguiera su curso, sabiendo que, tarde o temprano, se detendría.

    John tenía mal genio. Hulda lo sabía y, tal vez, si se hubiera enojado de vez en cuando, podría haberlo entendido mejor. Pero a veces discutía sobre cosas que realmente no importaban. Despotricaba y gritaba, y se negaba a entrar en razón.

    Y John era tan intenso cuando estaba molesto. No perdió los estribos tanto como se enfureció. Su temperamento era como un infierno, consumiendo todo lo que tocaba.

    Cuando se puso así, John había dicho que debía matarlos a todos y acabar con eso. Lo había amenazado antes, pero eran solo palabras. O al menos esperaba que lo fueran.

    Justo el año pasado, John se rompió por completo, golpeando a Roy y tirándolo al suelo. Luego saltó encima del niño y comenzó a asfixiarlo. Cuando Irene y Hulda intentaron interferir, él también las golpeó. John, afortunadamente, se había detenido.

    El incidente los había asustado a todos. Todavía sentían un poco de ese miedo cuando perdió los estribos, las cosas no habían sido iguales para todos desde el incidente del estrangulamiento con Roy.

    Hulda y John se habían casado en 1915, solo unos años antes. Ambos habían estado casados ​​antes y ambos cónyuges habían fallecido.

    El primer matrimonio de Hulda no había sido tan dramático. Hulda había crecido en los alrededores del condado de Adams y ella y los niños eran muy queridos. Tenían muchos amigos que estaban dispuestos a ayudar, sin mencionar a sus suegros. Tanto Roy como Gladys eran populares, serviciales y no se metían en problemas.

    Probablemente, Hulda y John se conocían desde hacía un tiempo. John era de una familia muy respetada y también era muy querido en la comunidad. Era un hombre amable y reflexivo que trabajaba duro y asistía a la iglesia todas las semanas. Parecía un partido ideal y, al principio, lo fue. El tiempo había cambiado eso.

    Cuando John terminó su perorata, Hulda tomó una lata y salió a buscar un poco de manteca de la casa separadora.

    De izquierda a derecha: Roy Campbell, Merlin Hoskins, Gladys Campbell, Irene Hoskins (centro sentado). Cortesía de Adams County Free Press

    Los demás se sentaron alrededor de la mesa del desayuno y se sirvieron los panqueques que Hulda había preparado para todos. Hubo un incómodo silencio en el aire después de toda la discusión. John se sentó, la ira irradiaba de él en oleadas.

    Los niños guardaron silencio. Los únicos sonidos que provenían de la cocina eran los de la gente masticando y el delator chasquido de los cubiertos en los platos. Normalmente, John daría las gracias por la comida, pero era obvio que estaba demasiado molesto para eso. En cambio, se sentó y se enfureció.

    Los niños sabían que la ira de John eventualmente pasaría. Siempre lo había hecho antes y, como una tormenta de verano, todo lo que tenían que hacer era agachar la cabeza y esperar a que pasara. Todo iba a estar bien.

    Mientras estaban sentados en un incómodo silencio, John dejó con cuidado su tenedor, se puso de pie y caminó hacia la puerta trasera. Abriéndolo, se inclinó y agarró el trozo de madera rota del eje del buggy que usaba para mezclar el pienso de los cerdos.

    Con calma, se colocó detrás de Gladys y la golpeó con fuerza contra la cabeza de la niña. Conectó con un crujido enfermizo y todo su cuerpo se relajó. Gladys se cayó de la silla y su cuerpo golpeó con fuerza el suelo de la cocina. John inmediatamente se balanceó de nuevo, y con otro chasquido sordo, se conectó con la cabeza de Roy.

    Irene y Merlín se levantaron, sus sillas haciendo marcas chirriantes mientras se deslizaban por el suelo. Ambos salieron corriendo de la cocina lo más rápido que pudieron.

    Irene corrió alrededor de los muebles de la sala de estar, abrió la puerta principal y salió corriendo al patio delantero. Se detuvo por un momento, mirando hacia atrás. Su respiración se atascó en su garganta cuando vio, para su horror, a John parado justo detrás de ella.

    Irene le dijo que ya había hecho suficiente y le suplicó que se detuviera. Su padre la ignoró. Con una mirada salvaje y salvaje en su rostro, John la golpeó con fuerza en el costado de la cabeza. Cayó sobre la hierba fría, sangrando por un gran corte en el lugar donde la había golpeado. Sin una palabra, John se volvió y se alejó

    Mientras Irene había salido por la puerta principal, Merlín salió de la casa y se dirigió al patio trasero. Mientras corría, escuchó a su padre llamarlo. Merlín se detuvo y luego se dio la vuelta lentamente. John estaba de pie en el porche, mirándolo con ojos salvajes y llenos de odio.

    John le dijo a su hijo que se fuera. Le dijo a Merlín que fuera a contarle a su tío Charley lo que había sucedido esa mañana. Merlín ya sabía que era una mala idea desobedecer a su padre. Después de lo que acababa de ver, probablemente estaba demasiado aterrorizado para no hacerlo.

    Merlín regresó a la casa, tomó su abrigo, luego fue al establo y ensilló su caballo.

    Por entonces, Hulda regresó hacia la casa, sin sospechar nada de lo que había sucedido. Al entrar por la puerta de la cocina, vio a Gladys y Roy, sus dos queridos hijos, yaciendo inmóviles en el suelo de la cocina.

    Su mente acababa de comenzar a procesar lo que estaba viendo cuando de repente sintió un dolor punzante encima del ojo. John la había estado esperando y la golpeó con fuerza cuando entró en la cocina. La visión de Hulda nadó y salió a trompicones al porche trasero. Trató de dar otro paso, pero perdió el equilibrio y se cayó al patio.

    Sonriendo con salvaje júbilo por haber finalmente golpeado a su esposa, miró las formas inclinadas de sus hijastros. John aún no había terminado con ellos. Se acercó y se detuvo junto a Gladys, tomando el eje con ambas manos.

    Levantó el garrote muy por encima de su cabeza y se lo metió en la cabeza a la chica. Hizo esto una y otra vez, rompiendo el cráneo de Glady en una masa deforme.

    Satisfecho, se acercó a Roy. Cuando se puso de pie, listo para girar el eje de nuevo, el adolescente recuperó los sentidos. Débilmente, se estiró y agarró a John, haciendo todo lo posible por defenderse. Pero Roy estaba demasiado herido y John era demasiado fuerte.

    John hizo caso omiso de los últimos y desesperados intentos de su hijastro por defenderse y volvió a girar. El eje subía y bajaba, cada grieta hueca salpicaba sangre y cerebro por la habitación. Finalmente, afortunadamente, Roy murió.

    Mientras John asesinaba a su hermanastro, Irene se movió lentamente. El golpe que le había dado su padre fue severo, pero no la mató. Trató de levantarse, pero una ola de mareos y náuseas la inundó. Cayó de rodillas, respirando con dificultad. Respiró hondo y volvió a intentarlo, pero con el mismo resultado.

    El propio padre de Irene acababa de intentar matarla. Irene sabía que no podía quedarse allí. Con todas sus fuerzas, Irene se preparó para el dolor y logró ponerse de pie. Dando algunos pasos tentativos hacia adelante, mirando a su alrededor para ver si John estaba en algún lugar a la vista. Mientras lo hacía, vio a Hulda tirada en el patio trasero.

    Mientras se dirigía hacia su madrastra, Irene pudo escuchar sonidos provenientes del interior de la cocina. Parecía que alguien se movía mucho, o tal vez movía muebles. Lo que no sabía, lo que no podía saber, era que los sonidos probablemente eran los esfuerzos de su padre asesinando a sus hermanastros.

    Irene se arrodilló junto a Hulda y pudo ver que ella también había sido atacada. Hulda estaba herida, pero aún podía hablar. Jadeando, le dijo a Irene que corriera, que fuera a buscar ayuda. Irene asintió con la cabeza, luego cruzó corriendo el patio y camino hacia su vecino más cercano, Allen Taylor.

    John, terminado con su espantosa tarea en el interior, salió al patio y miró a su esposa. Mirándolo a los ojos, Hulda le dijo, claramente, que él había matado a sus dos hijos. John, con los ojos todavía llenos de furia salvaje y salvaje, respondió que sí, que los había matado. Ahora la iba a matar y luego se suicidaría.

    Mientras decía esto, Merlín salió del establo en su caballo. Debe haberse sentido impotente al ver a su padre, de pie junto a Hulda, levantar el eje ensangrentado por encima de su cabeza. El joven Merlín debió saber exactamente lo que iba a hacer John, pero no pudo detenerlo. Apartó la mirada y comenzó a cabalgar rápidamente hacia la granja de su tío.

    Cuando Irene terminó, Allen Taylor se quedó atónito. Había conocido a la familia Hoskins, había estado en la granja. Era casi demasiado para creer. Sin embargo, Taylor podría revisar todo eso más tarde. Hulda y sus hijos necesitaban ayuda y él tenía que asegurarse de que la recibieran.

    Caminando hacia el teléfono, lo cogió y llamó al médico y al sheriff. Dijeron que saldrían de inmediato. Cuando Taylor fue a ponerse el abrigo, su esposa comenzó a llamar a otras personas en el vecindario de la granja para informarles lo que estaba pasando.

    Uno de estos individuos era Chester Woods, que había ensillado su caballo y se había dirigido a la granja Taylor. Allen lo recibió en la puerta principal y le contó lo que Irene le había dicho. Una vez que terminaron de hablar, Woods decidió subir por la carretera hasta Hoskins & # 8217 y ver por sí mismo lo que estaba sucediendo.

    La casa de John Hoskins. Cortesía de Adams County Free Press

    Poco tiempo después, entró en el patio de los Hoskins. Woods desmontó, ató su caballo y caminó hacia la puerta de la cocina. Al acercarse, Hoskins salió con una navaja de afeitar. Cuando lo vio, Woods retrocedió, manteniéndose a distancia de John.

    Woods le preguntó a John qué había sucedido, y Hoskins dijo claramente que él y su familia iban a ir a Greenfield esa mañana, pero que los había matado a todos. Continuó, diciéndole a Woods que había estado viviendo en el infierno durante los últimos tres años y que había terminado con eso. John se iba a suicidar y acabaría.

    Mientras John hablaba, Woods notó la forma inmóvil de Hulda Hoskins tirada en el césped a solo unos metros de distancia.

    Hoskins se detuvo un momento y sacó una chequera. Le dijo a Woods que le debía maíz a alguien y le preguntó si le llevaría el cheque a esa persona y saldaría la deuda.

    Woods le dijo que no quería participar. Había confirmado al menos parte de lo que Taylor le había dicho. Woods subió a su caballo y se fue, pasando Allen Taylor al salir.

    Cuando Taylor comenzó a acercarse a la casa, Hoskins salió a la puerta del patio con la navaja de afeitar. Le contó a Taylor la misma historia que le había contado a Woods: había asesinado a su familia y se iba a suicidar. Añadió que no iba a ir a la cárcel.

    Hoskins también trató de que Taylor aceptara el cheque del pago de la cosecha y también le dio cinco dólares para pagar un trabajo que la Sra. Taylor había hecho para la familia.

    Taylor notó que, aunque Hoskins hablaba con normalidad, parecía muy nervioso. Mientras miraba, Hoskins se acercó al cuerpo de Hulda y la tomó del brazo, dejándolo caer al suelo. Con eso, regresó a la casa.

    Taylor se fue, regresando a casa para esperar más ayuda.

    A medida que pasaba el día, otros vecinos vinieron y hablaron también con Hoskins. Les contó la misma historia y también les advirtió que tenía una escopeta cargada justo al otro lado de la puerta y que la usaría con ellos si intentaban detenerlo.

    Cada vez más vecinos se presentaban en la granja de los Taylors o iban directamente a la de los Hoskins. Cuando un hombre se acercó a la puerta de la cocina en la casa de Hoskins, alguien les advirtió que si intentaban entrar, les dispararían.

    El hombre les dijo que no tenía miedo y otro hombre estuvo de acuerdo con él. Juntos, se acercaron a la casa, donde se encontraron con algo inesperado. John yacía en un charco de sangre en la puerta de la cocina, inmóvil. Se había degollado y cortado una de sus muñecas. Según todas las apariencias, estaba muerto.

    Para entonces, un médico se había unido a la multitud de vecinos fuera de la casa, y lo llamaron para examinar el cuerpo de John. Después de un examen superficial, afirmó que John ya no podía salvar. Sin embargo, cuando lo hizo, notó que la mano y la pierna de John habían comenzado a temblar. John Hoskins todavía estaba vivo.

    Llevaron a Hoskins adentro, donde el médico comenzó a tratar sus heridas. Mientras trabajaba, los otros hombres miraban con disgusto la espantosa obra de John.

    La cocina era un osario. La habitación estaba salpicada con la sangre de los pobres e inocentes que yacían muertos en el suelo. Hulda estaba muerta afuera, a solo unos metros de sus hijos. La sangre formó un charco en la hierba cerca de su cuerpo, y una mancha de rojo manchó la esquina de la casa. Un hombre tomó una manta y cubrió su cadáver.

    Los cartuchos de escopeta estaban esparcidos por el piso, y el arma en sí estaba cargada y apoyada en la esquina cerca de la puerta. Un hombre lo abrió y lo descargó con cuidado.

    Mientras examinaba las heridas de John, el médico pronto se dio cuenta de que sus heridas eran en su mayoría superficiales. Ninguno de los dos cortes había causado ningún daño significativo, y ciertamente no lo suficiente como para poner en peligro su vida. Al mirar al sheriff y a los demás hombres reunidos, el médico les dijo que John se recuperaría pronto.

    Estos hombres acababan de estar de pie en la cocina empapada de sangre, dando testimonio de las secuelas del terrible crimen de Hoskins. Sin duda, algunos de ellos se sintieron decepcionados al saber que Hoskins iba a vivir. Lo arrestaron de inmediato y lo llevaron a la cárcel del condado de Adams en Corning.

    Poco después se llevó a cabo una investigación forense. Oficialmente, la investigación de un forense era una audiencia en la que el forense podía determinar una causa oficial de muerte. Por lo general, esto incluiría un examen del cadáver y entrevistas exhaustivas de las personas involucradas, incluidos los médicos, oficiales de policía y testigos oculares que respondieron. Al concluir las actuaciones, el jurado del forense pronunciaría un fallo sobre la causa de la muerte y si debía celebrarse o no un juicio.

    Extraoficialmente, era una forma de reunir a todos mientras el crimen aún estaba fresco en sus mentes y ser entrevistados por las autoridades. En los casos de asesinato, podría ser un primer paso importante para encontrar a un culpable desconocido o para condenar a un asesino conocido.

    Aunque ya había admitido ante varias personas que él era el asesino, John Hoskins aún tendría que ser juzgado. Si se declaraba culpable, entonces sería sentenciado e iría a prisión por un período de tiempo por determinar. Pero si se declaraba inocente, entonces sería responsabilidad de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley y del fiscal del condado demostrar que, de hecho, cometió el delito del que se le acusaba.

    En esa eventualidad, se tendrían que presentar pruebas, y una buena cantidad de ellas podría presentarse durante la investigación de un forense.

    Varios vecinos fueron llamados a declarar sobre sus acciones y movimientos ese día. Un médico que había examinado los cuerpos dijo a la gente reunida que Hulda, Roy y Gladys habían sido asesinados a golpes, con el cráneo aplastado por múltiples golpes en la cabeza con un instrumento contundente. Gladys había sido atacada con tanta ferocidad que literalmente le habían arrancado el cerebro a golpes.

    Quizás el testimonio más difícil de escuchar fue el de Irene Hoskins, quien se vio obligada a volver a contar los hechos de esa horrible mañana.

    Muy rápidamente, comenzó a surgir una imagen de la vida de John Hoskins. Aunque les había parecido bien a todos sus vecinos y personas de la ciudad, los que estaban más cerca de él veían un lado diferente de él. Era un hombre capaz de cambios de humor violentos y poseía un temperamento temible que, en múltiples ocasiones, había amenazado con matar a su familia.

    En su conclusión, el jurado forense determinó que Hulda Hoskins y sus dos hijos, Roy y Gladys, habían sido asesinados a golpes por John Hoskins.

    Hoskins fue llevado inmediatamente a juicio. Sorprendentemente, se declaró inocente del asesinato de su familia. Esto fue un shock para algunos, ya que él ya había confesado el asesinato en múltiples ocasiones, incluso contando los horripilantes crímenes con vívidos detalles para sus carceleros.

    Mucha gente, incluido el fiscal, esperaba que intentara convencer al jurado de que estaba loco. Si se consideraba que Hoskins estaba loco, eso significaría automáticamente que era incompetente para ser juzgado, siendo completamente incapaz de entender la diferencia entre el bien y el mal.

    Su motivación para los asesinatos habría sido impulsada por una enfermedad mental inherente y no habría sido la elección consciente de un individuo en su sano juicio. Hoskins evitaría la pena de muerte y sería enviado a un hospital psiquiátrico seguro hasta que se lo considerara lo suficientemente cuerdo como para ser juzgado.

    Fue una defensa lógica. Después de ver la escena del crimen, o simplemente enterarse de ella, no sería difícil para alguien creer que Hoskins debe estar loco para hacer algo así.

    La mayoría de la gente no lo creyó. Sintieron que Hoskins estaba perfectamente cuerdo, usando su intento de suicidio como prueba.

    Afirmaron que si hubiera estado loco y hubiera querido suicidarse, Hoskins habría seguido cortándose la muñeca o el cuello hasta que hubiera muerto. Debido a que las marcas no amenazaban su vida, eso significaba que en realidad no había tenido la intención de suicidarse.

    Los fiscales, por su parte, estaban decididos a obtener una condena sólida y hacer justicia para la familia Hoskins. Desde el momento en que comenzó el caso, tanto la policía como el fiscal del condado se tomaron su tiempo, reuniendo cada fragmento de evidencia disponible para ellos. De hecho, tomaron tanto tiempo que la gente comenzó a quejarse de que estaban demorando demasiado y necesitaban condenarlo de inmediato.

    La mayoría, si no todos, los críticos creían que John Hoskins estaba perfectamente cuerdo y era culpable de pecado. Creían que cuanto más demorara la acusación, más dinero le iba a costar al condado. ¿Por qué gastar tanto por un hombre tan obviamente culpable?

    Pero las condenas llevan tiempo. Una pequeña laguna legal o un detalle que pasa desapercibido podría significar la diferencia entre una condena exitosa y John Hoskins, ya sea yendo a un hospital psiquiátrico o alejándose como un hombre libre.

    Entonces, se tomaron su tiempo, metódicamente llamando testigo tras testigo, sin ahorrar al jurado reunido ningún detalle del horrible asesinato de Hulda Hoskins, Roy Campbell o Gladys Campbell.

    Merlín fue llamado a testificar, describiendo lo que había visto y la conversación que tuvo con John antes de salir del patio de la granja. Una vez más Irene habló de cómo su padre la había atacado, dejándola por muerta. Vecino tras vecino fueron llamados para dar su testimonio, cada uno completando más y más detalles de ese horrible día.

    John Hoskins pasó mucho tiempo en la cárcel para pensar en su situación. A medida que la evidencia comenzó a acumularse, debe haber comenzado a sentirse menos seguro de sus posibilidades de ganar. No solo eso, sino que debe haber comenzado a tener dudas sobre la muerte.

    Si lo declaraban culpable y lo encontraban cuerdo, como parecía cada vez más probable, lo colgarían. El verdugo se aseguraría de que estaba muerto, esta vez no habría arterias perdidas ni segundas oportunidades.

    John llamó a su abogado y le dijo que quería cambiar su declaración de culpabilidad. Puede que tenga que pasar el resto de su vida allí, pero aún estaría vivo.

    John escribió una confesión sobre el asesinato de Hulda, culpando de su comportamiento a una serie de lesiones que había sufrido, a partir de 1914. Afirmó que ese año, un gran poste de madera se había caído de su lugar de almacenamiento en el desván de su granero, golpeando él en la cabeza. Al parecer, le causó dolores de cabeza durante años.

    A fines de 1918, poco antes de los asesinatos, John declaró que había sufrido un brote de influenza española, una enfermedad mortal que se extendió por todo el mundo ese año y mató a millones de personas. La fiebre alta que tenía debe haberle hecho algo a la mente.

    En esencia, la confesión de Hoskins afirmaba que había estado temporalmente loco, pero ahora estaba lúcido y comprendía lo que había hecho y la gravedad de esas acciones.

    Se notificó al juez del cambio de declaración de culpabilidad y se convocó a sesión al tribunal. John fue llevado a la sala del tribunal esposado, acompañado por su padre y Merlín. Su abogado presentó oficialmente la declaración de culpabilidad de John, entregando la confesión escrita.

    El fiscal pidió que se diera la pena de muerte, mientras que la defensa reiteró las afirmaciones de John de locura temporal y pidió que se le perdonara la pena de muerte y que en su lugar se le diera una pena de prisión.

    Durante todo el proceso, John se mantuvo al margen sin una pizca de emoción. No mostró arrepentimiento, tristeza ni culpa. Cuando el juez le preguntó si tenía algo que decir, John simplemente respondió: "No".

    John Hoskins fue declarado culpable de asesinato en primer grado y sentenciado a cadena perpetua en la Penitenciaría Estatal de Iowa en Fort Madison, Iowa.

    Irene y Merlin se fueron a vivir con parientes y crecieron hasta tener sus propias familias. Merlín se convirtió en granjero, mientras que Irene fue esteticista. Mientras Merlín permanecía en el área, Irene y su esposo finalmente se mudaron a California.

    John se instaló bien en la vida en prisión y se convirtió en un prisionero modelo. Se ganó una gran confianza con los guardias y el personal de la prisión, y gracias a ello obtuvo derechos y privilegios razonables. Esto finalmente incluyó que se le permitiera conducir un camión de la prisión entre la prisión y la ciudad de Fort Madison, presumiblemente bajo vigilancia.

    Durante las siguientes décadas, Hoskins intentó obtener la libertad condicional varias veces, pero se le negó. A fines de la década de 1940, unos treinta años después de los asesinatos, Hoskins y su abogado intentaron que se eliminaran de su expediente dos acusaciones por los asesinatos de Roy y Gladys Campbell.

    Estas acusaciones habían sido presentadas contra John en 1919 por el gran jurado reunido, pero fueron ignoradas después de su declaración de culpabilidad y confesión oficial del asesinato de Hulda. Sin embargo, todavía estaban activos y pendientes, simplemente después de haber descansado inactivos en el ínterin de tres décadas.

    Hoskins fue conducido de regreso a Corning para ser juzgado por estos dos asesinatos por un guardia de la Penitenciaría del Estado de Iowa. Varios lugareños asistieron a los procedimientos, incluidos muchos que habían estado presentes en el juicio original.

    Al final, el intento de Hoskin fracasó. Fue declarado culpable de ambos cargos del asesinato en primer grado de Roy y Gladys Campbell. John fue sentenciado a dos cadenas perpetuas más y fue devuelto inmediatamente a la prisión estatal después de que terminó el juicio.

    A fines de 1958, su sentencia de cadena perpetua original fue conmutada por un período de años cumplidos. Al año siguiente, John Hoskins obtuvo la libertad condicional a la edad de setenta y ocho años, después de haber pasado cuarenta años en prisión.

    Antes de su liberación, la gente le preguntó a dónde iría. Sorprendentemente, les dijo que se iba a quedar con su hija en California.

    Irene, la misma hija que había visto a John atacar a su familia en una fría mañana de enero cuarenta años antes, y que casi se había convertido en una de sus víctimas, había accedido a permitirle ir a California y quedarse con ella.

    John se había acostumbrado a su vida en prisión y ya no quería vivir en California. Pidió que lo devolvieran a Iowa, y el estado lo obligó y envió a un funcionario a recogerlo.

    John Hoskins murió en Fort Madison, Iowa en 1963. Fue enterrado solo con una lápida simple que solo daba su nombre, su fecha de nacimiento y su fecha de muerte. Al mirarlo, nadie sabría nada sobre los horribles asesinatos que había cometido en el oeste de Iowa.

    En 1919, las personas en el condado de Adams dependían unos de otros para ayudarse unos a otros. Ellos eran su mejor red de apoyo y dieron libremente sus habilidades y destrezas.

    Más importante aún, se conocían y confiaban el uno en el otro.

    Hoskins era aparentemente un hombre de familia cariñoso y cariñoso para muchos de los que lo conocían. Trabajaba duro y tenía éxito, y asistía a la iglesia con frecuencia. Su familia fue amada y respetada en toda la región.

    Pero, para quienes estaban más cerca de él, John tenía un lado oscuro. Tenía un temperamento desagradable. Resintió y odió a su familia, e incluso amenazó con matarlos. Desafortunadamente, John también demostró ser un hombre fiel a su palabra.

    La gente se sorprendió por sus acciones.Había crecido con ellos, había trabajado junto a ellos en el campo e incluso se había sentado junto a ellos en la iglesia.

    Pero los había engañado a todos. No podían ver la oscuridad hirviente debajo de su fachada sonriente. En enero de 1919, John Hoskins dejó pasar esa oscuridad. Al ver las horribles secuelas de los crímenes cometidos por el hombre que habían conocido durante tanto tiempo, muchos amigos y vecinos se dieron cuenta de lo diabólico que era en verdad.


    Cómo el ADN ayuda a identificar antepasados ​​comunes

    Si bien está más allá del alcance de este artículo discutir los resultados del ADN en profundidad, la información genealógica más útil se encuentra en lo que se conoce como análisis SNP en el cromosoma Y. Un SNP es un polimorfismo de un solo nucleótido (es decir, un solo aminoácido en una ubicación específica en la cadena de ADN-Y que se ha transformado en un aminoácido diferente). Estos tipos de morfismos en el ADN-Y se transmiten de padres a hijos y, según el ADN del árbol genealógico, ocurren aproximadamente cada 140 años aproximadamente. Por lo tanto, pueden insinuar cuánto tiempo hace que ocurrió un morfismo en particular (SNP).

    Tres de los miembros del proyecto de ADN de Hoskins, que sabemos por el rastro del papel son descendientes de Anthony (incluido este autor), todos han sido identificados por compartir un SNP único que tenía que provenir de Anthony. Otros tres individuos (dos de Inglaterra) no comparten este SNP, pero sí comparten otros SNP con los tres individuos relacionados con Anthony, por lo que los seis individuos comparten un ancestro común que vivió antes que Anthony. El número de morfismos que han ocurrido desde el ancestro común indica que este ancestro común existió quizás hace 400 años, ubicándolo en los años 1500-1600.


    John Box Hoskins (1768–1824)

    John Box Hoskins se desempeñó como empleado en el Columbia Rediviva, capitaneado por Robert Gray, durante un viaje al noroeste del Pacífico de 1790 a 1793. Creó el mapa más antiguo conocido de la región hecho en Estados Unidos, y su manuscrito incompleto, Narrativa, es uno de los cuatro relatos supervivientes de ese viaje.

    Conocemos pocos detalles de la vida de Hoskins antes de que comenzara su carrera en la casa comercial de Boston de Joseph Barrell, un propietario principal de la Columbia. Su padre, que estuvo involucrado en el comercio marítimo y la construcción naval antes de la Guerra de la Independencia, era amigo de Barrell, un adinerado propietario e importador de barcos. John Hoskins tenía dieciocho años cuando su padre murió en 1786 y Barrell lo incorporó al negocio.

    Barrell financió el viaje inicial del Columbia Rediviva, que comerciaba en el noroeste del Pacífico durante la primera circunnavegación de un barco estadounidense de 1787 a 1790. Aunque Hoskins no estaba en ese viaje, presumiblemente recibió una educación en contabilidad comercial marítima y quizás en la elaboración de mapas durante esos años. Ciertamente se ganó la confianza de su empleador. Antes de la ColumbiaEn el segundo viaje en busca de ganancias del comercio marítimo de pieles, Barrell instruyó a Hoskins que "nos diera cuenta fiel de todas las transacciones".

    En su Narrativa, Hoskins menciona la elaboración de mapas de dos puertos (ninguno de los mapas ha sobrevivido) y su preocupación de que sus únicos mapas de referencia fueran del "difunto capitán Cook, cuyos viajes dan poca o ninguna información sobre la mayor parte de la costa comercial". Este comentario reflejó una oportunidad que los comerciantes de pieles marítimas esperaban aprovechar. Debido a las malas condiciones meteorológicas, Cook no había podido realizar observaciones de grandes extensiones de la costa noroeste del Pacífico desde aproximadamente 45 ° a 48 ° (desde Lincoln City hasta la Península Olímpica) y desde 50 ° a 56 ° (desde la parte superior de la isla de Vancouver hasta Sonido Sitka). Cada capitán de barco posterior esperaba encontrarse con comunidades nativas comerciantes de pieles desconocidas a lo largo de estas secciones inexploradas de la costa.

    Hoskins probablemente terminó “Una carta de la costa noroeste de América bosquejada a bordo del barco Columbia Rediviva por John Hoskins 1791 y 1792” poco después de regresar a Boston. El mapa mide treinta y siete por veinticinco pulgadas e incluye características costeras de Sonido de Norfolk (ahora Sitka Sound, Alaska) a 57 ° 10 "en el noroeste a Cabo Orphod (Cabo Orford, Oregón) a 42 ° 50 "al sureste. Hoskins dibujó el mapa en una proyección de Mercator con una cuidadosa delimitación de escala, coordenadas, características costeras y letras ingeniosamente renderizadas. Representación topográfica derivada de combinaciones de observaciones directas de Hoskins, informes de los compañeros de barco, y el conocimiento conjetural basado en la creencia de muchos años en un paso de agua a través del continente americano.

    Aproximadamente a 46 ° 12 ", Hoskins utilizó letras en negrita para ubicar Río de Columbia, el nombre conferido por Robert Gray cuando exploró aproximadamente cuarenta millas río arriba desde el 11 de mayo hasta el 29 de mayo de 1792. Hoskins ilustró un banco de arena en la entrada del río y usó líneas de puntos para indicar las huellas del barco. Su boceto de las características del río se alinea estrechamente con la única copia existente del manuscrito de Gray de Río de Columbia. Juntos, los mapas de Hoskins y Gray son los primeros en aplicar este nombre y los primeros en ilustrar el curso directo de un río más allá del estuario a partir de observaciones de primera mano de los angloamericanos. La única documentación cartográfica anterior del río fue el mapa manuscrito del marinero español Bruno de Hezeta de su avistamiento en alta mar de la desembocadura del río en agosto de 1775. Hoskins también ubicó y nombró cuidadosamente cuatro comunidades prominentes de comerciantes de pieles a lo largo del río río arriba con quienes los estadounidenses interactuado: el Chenoke (Chinook moderno) y Wahkiecum (Wahkiakum) en la orilla norte Catlahmat (Cathlamet) y Tlatsappa (Clatsop) en la orilla sur.

    En su mapa completo, Hoskins identificó casi la mitad de las ubicaciones costeras por topónimos de origen nativo que representaban distintos grupos tribales y familias lingüísticas. Al documentar la presencia nativa extensa y diversa, el mapa de Hoskins es único entre los mapas manuscritos y publicados del período.

    Porque el viaje del Columbia to the Pacific Northwest era una empresa comercial con financiación privada, los propietarios del barco recuperaron el diario y los mapas de Hoskins y nunca los publicaron. Su mapa estaba destinado a ser un documento económico, y no sirvió de nada cuando Barrell no envió otro barco al noroeste del Pacífico. Y con la publicación en 1798 de los meticulosos estudios costeros de la expedición de George Vancouver, el mapa de Hoskins no tuvo ninguna utilidad de navegación duradera. La mención del mapa resurgió brevemente en 1852 durante una investigación del Congreso sobre la petición de la esposa de Robert Gray, Martha, y otros que buscaban compensación y extensiones de tierra en Oregon Country relacionadas con el servicio de miembros de la familia durante el segundo viaje. Cuando se desestimó el reclamo, el mapa y los documentos de la petición languidecieron en el almacenamiento. El mapa finalmente se volvió a archivar en los Archivos Nacionales, donde permaneció hasta que Ralph Ehrenberg, quien formaba parte de la División de Archivos Cartográficos, lo notó.

    Después de regresar a Boston en 1793, Hoskins se casó y tuvo dos hijos. Hasta donde sabemos, no elaboró ​​ningún otro mapa. Permaneció en el negocio de comerciantes marítimos en Boston hasta alrededor de 1804, cuando como viudo se mudó a Burdeos, Francia, donde se volvió a casar. Poco se sabe sobre su carrera posterior. John Hoskins murió cerca de París en julio de 1824.

    Zoom de imagen

    Página de título de Hoskins & # 39s Journal of a Voyage Around the World, 1791-1792.

    Revista completa aquí: https://digitalcollections.ohs.org/the-journal-of-a-voyage-around-the-world-by-john-hoskins-in-the-ship-columbia-rediviva Biblioteca de investigación de la Sociedad Histórica de Oregon , Mss957, Caja 1, carpeta 9


    Persona: John Hoskins (23)

    JOHN, Dorchester, vino, quizás, en Mary and John, req. adm. 19 de octubre de 1630, y se hizo libre. 18 de mayo foll. reps. 1637 rem. a Windsor, allí d. en mayo o junio de 1648, leav. w. y solo s. Thomas para disfrutar de su est. Como por su testamento de mayo de 1648 aparece en Trumbull, Col. Rec. I. 483. Su wid. Ann, en testamento de 1660, le da s. Thomas, su cap. John y la w. de David Wilton. JUAN, de qué lugar se desconoce. freem. de la Misa del 14 de mayo de 1634.

    'ORIGEN: Desconocido
    MIGRACIÓN: 1630
    PRIMERA RESIDENCIA: Dorchester
    QUITA: Windsor 1635.
    NACIMIENTO: Aproximadamente en 1588 según la fecha estimada de matrimonio.
    MUERTE: Windsor entre el 1 de mayo de 1648 (fecha del testamento) y el 29 de junio de 1648 (fecha del inventario) [Subvención 80].
    MATRIMONIO: Hacia 1613 Ann _____ (suponiendo que fuera madre de los tres hijos que se enumeran a continuación). El lenguaje de los testamentos de John Hoskins y Ann Hoskins y el agrupamiento de las edades estimadas de los tres posibles hijos sugieren que tanto Ann como John pueden haber estado casados ​​anteriormente. .
    COMENTARIOS: Dada su presencia en Dorchester en 1630 y su probable origen en West Country, Hoskins presumiblemente navegó en el María y John. Varias fuentes afirman que Hoskins vino de Beaminster, Dorset, pero esto sigue siendo solo una sugerencia. Había familias de Hoskins en Beaminster, y David Wilton, quien se casó con la hija (o hijastra) de Hoskins era de Beaminster, pero hasta ahora no se ha descubierto ninguna evidencia sólida de este origen [NEHGR 143: 117-19]. '

    «John Hoskins teñido y fue enterrado el 5 de mayo de 1648».

    'En su testamento, fechado el 1 de mayo de 1648 y probado en una fecha desconocida, "John Horskins" legó a "la Iglesia £ 3 para ser distribuidas por los diáconos a los pobres" a "mi siervo Sammuel Rockwell si estaba dispuesto a servir en mi casa un cuarto de año después de que termine su pacto que él hizo anteriormente, mi voluntad es que al final de su servicio él tendrá £ 6 de mí si no quiere, entonces recibirá £ 4 al completar su término de servicio ya pactado "lista de deudores a" mi esposa e hijo Thomas "residuo [CCCR 1: 483-84 Manwaring 1:18]. '


    E-Learning: Comprensión de la pandemia COVID-19

    Perspectivas de los expertos de la Universidad Johns Hopkins

    Perspectivas de los expertos de la Universidad Johns Hopkins

    Al completar este curso, podrá:

    • Describir las características de la enfermedad COVID-19, incluida la forma en que se diagnostica y se trata.
    • Comprender el desarrollo de la pandemia COVID-19 y las tendencias emergentes en todo el mundo.
    • Discutir los desafíos sociales planteados por COVID-19 y las oportunidades para abordarlos.

    Virología, coronavirus y COVID-19

    Diagnóstico, tratamiento y prevención de COVID-19

    Terapias médicas y vacunas en desarrollo

    Epidemiología: comprensión de la propagación de COVID-19


    John Hoskins - Historia

    Piedra de John Hoskins (1750-1804)
    MSA SC 3520-1199

    Nacido en 1750 en Poynton Manor en el condado de Charles de David y Elizabeth Stone, John Hoskins Stone creció en una familia política adinerada. Su antepasado, William Stone, emigró a las colonias de América del Norte en 1628 y más tarde se desempeñó como gobernador de Maryland & rsquos entre 1648 y 1656. John Hoskins Stone tuvo muchos hermanos y hermanas, sobre todo Thomas Stone, firmante de la Declaración de Independencia. Sus otros hermanos fueron Walter, Frederick, David, Samuel, Grace, Elizabeth Anne, Catherine, Anne, Mary, Michael Jenifer Stone y Daniel Jenifer Stone. [1]

    Stone recibió una educación en una de las escuelas privadas del condado de Charles & rsquos, estudiando derecho. Comenzó una larga carrera como comerciante alrededor de 1775, y conoció a George Washington por primera vez en algunos tratos. A los veintitantos años, Stone se volvió políticamente activo, participando en el comité de correspondencia del condado de Charles & rsquos. En 1774, cientos de comités en todas las colonias de América del Norte intercambiaron cartas entre sí, estableciendo una organización política unida que trabaja contra los británicos y difunde información al público. Stone también sirvió como delegado a la Quinta Convención de Annapolis en 1775, y firmó la Declaración de la Asociación de Hombres Libres de Maryland en julio de 1775. La Declaración aprobó y ldquoof la oposición de Arms a las tropas británicas, y rdquo y anunció que

    Nos unimos y asociamos, como una banda,
    y comprometernos y comprometernos firme y solemnemente el uno al otro,
    y a América, que haremos todo lo que podamos,
    promover y apoyar a la actual oposición, llevando adelante,
    tanto por Armas, como por la asociación continental, restringiendo nuestro comercio. [2]

    La carrera militar de Stone & rsquos comenzó en 1775, cuando se desempeñó como capitán de la milicia del condado de Charles. Pronto decidió solicitar la capitanía en el Primer Regimiento de Maryland. & ldquoSiendo muy deseoso de servir a su país en el actual estado de peligro, & rdquo Stone utilizó a los delegados de la Convención de Charles y & hellipSt. Mary & rsquos Counties & rdquo como referencias de personajes. Varios delegados del condado de Charles sirvieron en la Línea de Maryland, incluido William Smallwood, comandante del Primer Regimiento de Maryland, y Francis Ware, un veterano de la guerra francés e indio que se desempeñó como teniente coronel del Primer Regimiento. El tío de Stone, Daniel de St. Thomas Jenifer, también fue el primer presidente del Consejo de Seguridad de Maryland y había sido un miembro poderoso de la nobleza antes de la Revolución. Sobre la base de las conexiones de Stone y el servicio anterior, la Convención encargó a Stone como capitán del Primer Regimiento y Primera Compañía de rsquos el 3 de enero de 1776. [3]

    Como capitán, Stone organizó y supervisó las tropas de su compañía y rsquos, asegurándose de que sus tropas poseyeran el equipo y el entrenamiento adecuados. La compañía Stone & rsquos se entrenó en Maryland durante la primera mitad de 1776. En julio, sin embargo, todo el Primer Regimiento de Maryland recibió órdenes de viajar a Nueva York. George Washington temía un inminente ataque británico y necesitaba refuerzos desesperadamente. [4]

    El Primer Regimiento llegó a tiempo para participar en la Batalla de Brooklyn el 27 de agosto de 1776. Los soldados británicos flanquearon a los soldados estadounidenses en un ataque sorpresa. Los habitantes de Maryland se retiraron, abriéndose paso hacia el arroyo Gowanus. La Primera Compañía logró cruzar el arroyo junto con la mitad del Primer Regimiento de Maryland y escapó de la batalla, sufriendo pocas bajas. Otras empresas, sin embargo, quedaron atrapadas y posteriormente se enfrentaron a un mortífero ataque británico. Los habitantes de Maryland encabezaron varios cargos contra los británicos, manteniéndolos a raya durante un período de tiempo crucial que salvó al ejército de Washington y rsquos. [5]

    Stone continuó sirviendo con la Primera Compañía durante el otoño de 1776, participando en la Batalla de Harlem Heights en septiembre. Junto a `` más de trescientos oficiales y soldados de los Regulares de Maryland '', Stone cayó enfermo '' en los Jerseys. '' A Smallwood le preocupaba que la falta de `` Atención '' brindada a los soldados enfermos `` pudiera dañar al Servicio sobre los Nuevos Alistamientos ''. Mientras que muchos residentes de Maryland murieron a causa de la enfermedad, Piedra recuperada. La Línea de Maryland pasó a luchar en la Batalla de White Plains a finales de octubre, lo que resultó en grandes pérdidas para los habitantes de Maryland. [6]

    Cuando se reorganizó el ejército en diciembre de 1776, Stone recibió un ascenso al rango de teniente coronel. Mientras que otros oficiales regresaron a Maryland para reclutar soldados después del final de sus alistamientos, Stone se quedó atrás y tomó el mando del regimiento. Colocado al mando del general de brigada Hugh Mercer, Stone dirigió a los pocos residentes de Maryland que quedaban durante la campaña de Trenton-Princeton. Aunque los británicos hirieron de muerte a Mercer durante la batalla de Princeton, las victorias estadounidenses revitalizaron la moral vacilante. Bajo órdenes de Washington, Stone regresó a Maryland en enero de 1777 para reunir nuevos reclutas. [7]

    Mientras estaba en Maryland, Stone fue ascendido al rango de coronel en el Primer Regimiento en febrero de 1777 después de que Francis Ware declinó el puesto y renunció a su cargo. Como Stone, Ware sufrió una enfermedad en el otoño de 1776 y no se había recuperado en la primavera de 1777. El coronel Stone participó en la batalla de Brandywine el 11 de septiembre de 1777, una batalla desastrosa que permitió a los británicos capturar Filadelfia unas semanas más tarde. Stone protegió a las fuerzas de artillería estadounidenses durante la batalla y evitó la captura por parte de las tropas británicas. [8]

    La Línea Maryland participó en la Batalla de Germantown el 4 de octubre de 1777. Washington creía que derrotar a los británicos acampados en Germantown permitiría al Ejército Continental recuperar Filadelfia. El general John Sullivan dirigió a los siete regimientos de Maryland en una serie de enfrentamientos con los británicos, pero los británicos finalmente obligaron a Sullivan a retirarse, disparando una andanada a la división. En algún momento de la batalla, una bala atravesó el tobillo de Stone y rompió varios huesos. Cuando otros oficiales le pidieron a Stone que abandonara el campo, Stone supuestamente respondió & ldquono, mientras pueda blandir una espada, abandonaré mi cuerpo y colores ante un enemigo. & Rdquo Después de sufrir muchas bajas en la espesa niebla, Washington ordenó al Marylanders a retirarse. [9]

    La herida de Stone & rsquos le impidió volver a dirigir eficazmente a sus tropas. Abandonado "incómodo con su herida", Stone regresó a Maryland para recuperarse, primero en Baltimore y luego en su casa en Port Tobacco. Incapaz de & ldquowalk sin & hellipCrutches & rdquo y, por lo tanto, dejando que su & ldquoRegiment [sufra] mucho por la falta de un oficial de campo & rdquo, Stone instó a Washington a aceptar su renuncia. Washington se negó y, en cambio, aceptó la sugerencia de Stone & rsquos de darle a Samuel Smith el control del regimiento. Smith nunca recibió la oferta, sin embargo, y Stone continuó sirviendo como coronel en el Primer Regimiento. Durante su tiempo en Port Tobacco en 1778 y 1779, Stone continuó reclutando soldados y recolectando suministros para su regimiento, e incluso emitió órdenes de marcha. [10]

    Mientras Stone se recuperaba, el coronel John Gunby del Séptimo Regimiento de Maryland comenzó a presionar a Washington para que reorganizara las clasificaciones de oficiales de la Línea Maryland. Gunby creía que debería superar a Stone debido a la incapacidad de Stone & rsquos para servir con eficacia. Stone se negó a servir si Gunby lo superaba en rango, lo que pronto se convirtió en una realidad cuando Gunby recibió precedencia sobre Stone. Stone dejó el servicio el 1 de agosto de 1779. Cuando Washington escuchó la noticia de la renuncia de Stone & rsquos, Washington lamentó & ldquotque cualquier circunstancia debiera existir para privar a los Estados de un oficial tan bueno. & Rdquo. Ejército en julio de 1780, los oficiales rechazaron su solicitud. Stone no regresó al ejército durante la guerra y rsquos. [11]

    Debido a su servicio y herida, Stone todavía recibió la mitad del pago por su rango después de su renuncia. Stone continuó apoyando a los soldados de Maryland & rsquos mediante el reclutamiento y suministro de nuevos soldados, proporcionando alimentos y ropa para los reclutas. A partir de 1779, Stone se interesó más por la política.Stone ocupó un puesto en el Consejo Ejecutivo del Gobernador y rsquos de Maryland desde 1779 hasta 1785, asesorando a los gobernadores Thomas Johnson, Thomas Sim Lee y William Paca. Stone era dueño de una casa en Annapolis durante este período y continuó teniendo propiedades en el condado de Charles. En febrero de 1781, Stone se casó con Mary Couden. Más tarde, la pareja tuvo varios hijos juntos antes de su muerte en 1792: Robert Couden, Couden, Anne y Elizabeth. [12]

    Tras el final de la guerra y los rsquos, Stone también volvió a su carrera como comerciante. Stone y su familia, que operan tanto en Annapolis como en el condado de Charles, confiaron en las conexiones hechas durante la guerra para convertirse en una de las empresas más rentables de Maryland. Su hermano, Walter, trabajaba en la oficina de Robert Morris, el Superintendente de Finanzas de los Estados Unidos. Al regresar a Port Tobacco en 1784, Walter usó sus conexiones en Filadelfia para fundar John H. Stone & amp Company con John y Michael Jenifer Stone. John Hoskins Stone se acercó a Tench Tilghman, uno de los ex ayudantes de campo de Washington & rsquos, convirtiéndose rápidamente en el comerciante preferido de Tilghman & rsquos en la región. Tilghman afirmó que Stone tenía & ldquoit en su poder para producir más [tabaco] que cualquier otro hombre en este lado del Potomac. & Rdquo Stone & rsquos red de comerciantes unía el área entre Alexandria, Virginia y St. Mary & rsquos County, Maryland con lugares como Annapolis, Baltimore y Filadelfia, ampliando enormemente la red comercial de la región y rsquos. Aunque Stone comerciaba principalmente con productos agrícolas como el tabaco, la empresa también entró en el comercio de esclavos, vendiendo y comprando personas esclavizadas. [13]

    Stone usó el dinero que ganó de su empresa para comprar tierras. Antes de 1779, Stone poseía 250 acres en el condado de Charles. Entre 1779 y 1804, Stone compró o recibió al menos 10,000 acres en varios condados. Heredó 400 acres de su tío, Daniel de St. Thomas Jenifer, en 1781. En 1783, Stone poseía 1,123 acres solo en el condado de Charles y otros 235 acres en Anne Arundel. Ese número aumentó a 1.952 acres en el condado de Charles en 1798. Stone también tenía 20.536 acres en el condado de Allegany. Además, Stone poseía 12 esclavos en 1783 y continuó comprando esclavos a medida que su riqueza crecía, poseyendo 24 esclavos en 1790. [14]

    En 1785, Stone declinó servir en el Consejo Ejecutivo, haciendo campaña con éxito para convertirse en uno de los miembros del condado de Charles y rsquos de la Cámara de Delegados de Maryland. Stone ocupó este cargo hasta 1787. Después de un breve descanso, Stone presionó para convertirse en un agente que vendiera propiedades británicas confiscadas para Maryland en 1789. Aunque Stone dijo que algunos políticos y ldquien consideraron que [sus] términos eran demasiado altos, & rdquo Stone usó su política conexiones para apelar directamente al gobernador John Eager Howard y su consejo. Howard se desempeñó como oficial de Maryland Line junto con Stone y aceptó el nombramiento de Stone & rsquos. Stone recibió una comisión del & ldquo2% sobre la cantidad de sumas pagadas a la tesorería & rdquo por la venta de la tierra confiscada, que pensó & ldquot podría ser más ventajoso & rdquo después de su primer año como agente. Stone también aseguró el puesto de mayor general de la Primera División de la milicia y rsquos de Maryland en 1794 durante el apogeo de la Rebelión del Whisky. Stone no marchó para poner fin a la rebelión y renunció a su cargo al año siguiente. Stone continuó su carrera política sirviendo en el Ayuntamiento de Annapolis entre 1792 y 1795. [15]

    Stone alcanzó el apogeo de su influencia política en 1794 cuando se convirtió en gobernador de Maryland. Como gobernador, Stone amplió las capacidades de oficina y rsquos más allá de sus poderes limitados. De acuerdo con la Constitución de Maryland de 1776, el gobernador compartió el poder con su consejo ejecutivo, lo que refleja los temores sobre abusos de poder similares a los de los monarcas por parte de un solo político poderoso. La Constitución también otorgó más poder al poder legislativo de Maryland y los rsquos que a los poderes ejecutivo y judicial. Stone cambió implícitamente esta relación, por ejemplo, cuando pronunció un discurso ante la legislatura de Maryland, comentando lo que él creía que eran temas importantes. Los miembros del poder legislativo esperaban "que los futuros gobernadores puedan seguir [su] ejemplo loable", que "aunque no esté sancionado por precedentes ni prescrito por la constitución". ciertamente [tuvo] su uso. & rdquo [16]

    Stone también apoyó la construcción de Washington, D.C. Michael Jenifer Stone presionó previamente para la colocación de la capital a lo largo del río Potomac, usando sus conexiones para vender terrenos a precios inflados en Baltimore para el beneficio de su familia y rsquos durante la especulación sobre la ubicación de la capital y rsquos. Con la financiación escasa, George Washington escribió personalmente a John Hoskins Stone, con mucha desgana, en 1796, implorándole que presentara el asunto del préstamo de 250.000 dólares ante la Asamblea General de Maryland. Stone, un federalista acérrimo, convenció a la legislatura de Maryland para que proporcionara un préstamo de 150.000 dólares en diciembre de 1796, que aumentó a 250.000 dólares en 1799. Stone continuó apoyando a Washington hasta que dejó el cargo en 1797. A pesar de las opiniones federalistas de Stone & rsquos, también se ofreció a ayudar Thomas Jefferson & rsquos administración presidencial, independientemente del papel de Jefferson & rsquos en la fundación y liderazgo del partido Demócrata-Republicano. [17]

    Stone se retiró de la política después de dejar el cargo de gobernador. Finalmente decidió quedarse en Annapolis, donde murió el 4 de octubre de 1804 y después de una larga y dolorosa enfermedad. Los periódicos locales describieron a Stone como un hombre honesto y honorable, un soldado inspirado, un patriota firme y un liberal, hospitalario y ciudadano amistoso. & rdquo Stone murió sin escribir un testamento y no dejó ningún inventario o sucesión, lo que dificulta determinar su riqueza exacta al morir. [18]

    -James Schmitt, becario de investigación de Maryland Society Sons of the American Revolution, 2019, investigación adicional proporcionada por Cassy Sottile, Pasante de investigación Explore America

    [1] Harry Wright Newman, Las piedras de Poynton Manor: una historia genealógica del capitán William Stone (publicación propia, 1937), págs. 6-10 Edward C. Papenfuse, et al., eds, Un diccionario biográfico de la legislatura de Maryland, 1635-1789 (Baltimore: Johns Hopkins University Press, 1985), vol. 2, págs. 784-785, 788-789. & ldquoPoynton Manor & rdquo también se conoce como & ldquoPointon Manor. & rdquo

    [2] Papenfuse, 784 George Washington, & ldquoDonde, cómo o con quién, paso mi tiempo & rdquo, marzo de 1775, Fundadores en línea, Libro mayor B de los Archivos Nacionales, 1772 y ndash1793, Biblioteca del Congreso, Documentos de George Washington, Serie 5, Documentos financieros, p. 190 Benjamin Warford-Johnston, & ldquoComités coloniales estadounidenses de correspondencia: Enfrentando la opresión, explorando la unidad e intercambiando visiones del futuro, & rdquo Profesor de Historia, vol. 50, no. 1 (noviembre de 2016), págs.83, 87-88 Revista de la Convención de Maryland 26 de julio al 14 de agosto de 1775, Archivos de Maryland en línea, vol. 11, págs. 3, 66-67.

    [3] Actas del Comité de Observación del Condado de Charles, 26 de febrero de 1776, Maryland State Papers, Red Books, vol. 15, no. 198, MdHR 4578 [MSA S989-22, 6/1/4/10] John Hoskins Stone a la Convención de Maryland, 1775, Maryland State Papers, Red Books, vol. 32, no. 14, MdHR 4603-14 [MSA S989-4646, 1/6/4/35] Lista de registros y otros registros de servicio de las tropas de Maryland en la Revolución Americana, Archivos de Maryland en línea, vol. 18, pág. 5.

    [7] Registros de servicio compilados de soldados que sirvieron en el ejército estadounidense durante la Guerra Revolucionaria, NARA M881, de Fold3.com Reiman Steuart, Una historia de la línea de Maryland en la guerra revolucionaria (Towson, MD: Metropolitan Press, 1969), pág. 137 William S. Stryker, Las batallas de Trenton y Princeton (Cambridge: Boston, Houghton y Mifflin Co., 1898), pág. 360 George Washington a John Hoskins Stone, 8 de enero de 1777, Fundadores en línea, Archivos Nacionales.

    [9] Registros de servicio compilados, NARA M881, de Fold3.com Steuart, p. 137 George Washington a Richard Peters, 12 de mayo de 1777, Fundadores en línea, Archivos Nacionales William Paca a Thomas Johnson, 3 de septiembre de 1777, Documentos del Estado de Maryland, Libros Rojos, vol. 4, no. 95, MdHR 4561 [MSA S989-5, 1/6/3/38] Tacyn, pp. 143-146 y ldquoExtract of a Letter from Camp, & rdquo 5 de octubre de 1777, Maryland State Papers, Red Books, vol. 6, no. 36, MdHR 4564 [MSA S989-8, 6/1/3/41] Custis, pág. 205.

    [10] Thomas Jones a Thomas Johnson, 10 de octubre de 1777, Maryland State Papers, Red Books, vol. 14, no. 99, MdHR 4576 [MSA S989-20, 1/6/4/8] John Hoskins Stone a George Washington, 22 de enero de 1778, Fundadores en línea, Archivos Nacionales George Washington a John Hoskins Stone, 8 de febrero de 1778, Fundadores en línea, Archivos Nacionales John Hoskins Stone a George Washington, 21 de marzo de 1778, Fundadores en línea, Archivos Nacionales John Hoskins Stone a Thomas Johnson, 29 de junio de 1778, Documentos del Estado de Maryland, Brown Books, vol. 5, no. 113, MdHR 4614 [MSA S991-7, 1/6/5/8] John Hoskins Stone a Thomas Johnson, 9 de abril de 1779, Maryland State Papers, Red Books, vol. 25, no. 65, MdHR 4593 [MSA S989-37, 6/1/4/25] John Hoskins Stone a Thomas Johnson, 12 de julio de 1779, Maryland State Papers, Red Books, vol. 25, no. 56, MdHR 4593 [MSA S989-37, 6/1/4/25].

    [12] Archivos de Maryland en línea, vol. 18, págs. 376, 628 Papenfuse, pág. 784.

    [13] Jean B. Lee, El precio de la nacionalidad: la revolución estadounidense en el condado de Charles (Nueva York: W.W. Norton and Co., 1994), págs. 226-227 Papenfuse, pág. 784.

    [14] Asamblea General, Cámara de Delegados, Registro de Evaluación, 1783, Condado de Charles, Séptimo Distrito, General, p. 11 [MSA S1161-5-4, 1/4/5/48] Asamblea General, Cámara de Delegados, Registro de evaluación, 1783, Anne Arundel, Town Neck Hundred, p. 3 [MSA S1161-1-15 Ubicación: 1/4/5/44] Censo federal de EE. UU., 1790, condado de Charles Papenfuse, p. 785 Impuesto Federal Directo, 1798, Archivos de Maryland en línea, vol. 729, pág. 1492.

    [15] Papenfuse, págs. 784-785 John Hoskins Stone a John Davidson, 29 de marzo de 1789, Maryland State Papers, Blue Books, vol. 3, no. 26, MdHR 4642 [MSA 0990-4-55, 6/1/4/42] John Hoskins Stone a John Davidson, 8 de abril de 1789, Maryland State Papers, Blue Books, vol. 3, no. 27, MdHR 4642-27 [MSA 0990-4-56, 16/4/42] John Hoskins Stone a John Davidson, 1789, Maryland State Papers, Blue Books, vol. 3, no. 28, MdHR 4642-28 [MSA 0990-4-57, 1/6/4/42] Ayudante General, Nombramientos de Milicias, 1794-1804, no. 1, pág. 4, MdHR 1349 [MSA S348-1, 2/8/3/13].


    Este sitio web se presenta con fines de referencia bajo la doctrina del uso justo. Cuando se utiliza este material, en su totalidad o en parte, la cita y el crédito adecuados deben atribuirse a los Archivos del Estado de Maryland. TENGA EN CUENTA: El sitio puede contener material de otras fuentes que pueden estar bajo derechos de autor. La evaluación de derechos y la citación completa de la fuente de origen es responsabilidad del usuario.


    El Hospital Johns Hopkins hoy

    Solo tres de las estructuras históricas de estilo Queen Anne del Hospital, agregadas al Registro Nacional de Lugares Históricos en 1976, aún permanecen en pie: el edificio de administración abovedado (ahora llamado así por Billings), flanqueado a ambos lados por lo que eran pabellones privados para hombres y mujeres que coincidían con mire al oeste en Broadway. (Originalmente llamadas "salas de pago", ahora albergan partes del Instituto de Urología Brady y el Instituto de Ojos de Wilmer).

    Hoy, el complejo del Hospital Johns Hopkins se extiende sobre 22 acres. Unos 74 ascensores conectan unidades médicas apiladas hasta 15 pisos de altura, con la infección controlada a través de medios más sofisticados que cualquier cosa que Billings pudiera imaginar.

    Una vista aérea del complejo del Hospital Johns Hopkins en East Baltimore.

    Los centros de especialidades de renombre mundial (mini-hospitales por derecho propio) han surgido del sitio, incluido el Wilmer Eye Institute, el Adolf Meyer Center for Psychiatry and the Neurosciences, el Brady Urological Institute, el Heart and Vascular Institute, el Sidney Kimmel Comprehensive Cancer Center, Children's Center, Meyerhoff Center for Digestive Diseases y A. McGehee Harvey Teaching Tower y Russell Nelson Patient Tower. Cada centro principal está diseñado no solo para el diagnóstico, el tratamiento y la atención de los pacientes, sino también para dar cabida a la investigación y la educación para avanzar en cada campo.

    Al norte, Clifton, la finca muy querida de Johns Hopkins, se conserva en gran parte como parque público y campo de golf. Su casa ahora alberga la tienda de golf.


    Ver el vídeo: Lil Wayne - John ft. Rick Ross Explicit Official Music Video