¿De dónde se origina este peinado?

¿De dónde se origina este peinado?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

He visto la cabeza rapada con un peinado de cola de caballo en algunos dibujos animados y videojuegos. Ejemplos:

¿Son estos peinados "históricamente precisos"? ¿Están basados ​​en una determinada cultura / historia o fueron algo en lo que pensaron sus respectivos autores?


Por supuesto, este peinado se encuentra en una caricatura y, por lo tanto, no está realmente vinculado a ninguna realidad, ya sea históricamente o como Mart señaló en los comentarios de la realidad física:

¡Envidio el gran volumen de cabello que deben tener estos dibujos animados para tener una cola de caballo tan completa con la mayoría de las cabezas rapadas! - mart

Lo que hace

¿De dónde se origina este peinado?

una respuesta fácil: de una fantasía infantil. (Tenga en cuenta que 'infantil' no es un insulto aquí, sino un concepto etológico).

Por lo tanto, me cuesta leer cualquier "Es un ..." como correcto. Top knot es solo una descripción genérica y ahora hay muchas similares. (Lista para aficionados)

Pero si queremos enumerar las inspiraciones para eso de la historia real, entonces podríamos querer incluir el

el Sikha,

el Khokhol, o osedelet

El estilo de Gadao,

Estilo guerrero manchú

un sangtu coreano similar a un touji chino y popular para Göktürks y otras personas de Altai como los mongoles variaciones históricamente populares

Dado el lugar más probable en el que estos programas se dibujan en la película, también es una razón para sospechar el origen de Let's recortamos nuestro cabello de acuerdo con el estilo de vida socialista.
Un ejemplo aceptable:

Los más comúnmente asociados con el afeitado casi fanático eran, por supuesto, los antiguos egipcios, que a veces se quedaban calvos, con whigs o coletas. sigue siendo popular en esa vecindad general: Y, por supuesto, los minoicos nunca perdieron una tendencia.

Este estilo se encuentra en todo el mundo y en gran parte de la historia e incluso antes de eso.

Se podría argumentar que los irlandeses de la Edad del Hierro también encontraron simpatía por ese estilo general: del llamado Hombre Clonycavan "el cabello del hombre Clonycavan (Irlanda) se afeita en la parte delantera y luego se amontona, engastado con resina importada"

Algunos nudos suevos o estilos vikingos o francos

Un quachichictli azteca como se ve en la pantalla con Mayas

Otras tendencias nativas americanas como las que a menudo se asocian con los mohicanos, wyandot y mohawks.

Esto podría indicar alguna conexión con la "cultura guerrera", ya que el estilo también se repite en muchos diseños de cascos. De Roman Galeas sobre Avars: a los más familiares: o una variante inglesa

Pero curiosamente, este estilo de penacho de nudo superior / cola de caballo parece estar bastante ausente de los diseños de cascos japoneses que usan principalmente Tatemono. Así que hay bastantes conexiones con "guerrero", y bastante popular a lo largo de las edades entre los guerreros asiáticos, aparentemente no es tan típico que los guerreros japoneses se afeiten la cabeza al estilo de "costados desnudos, nudo superior hacia arriba y extendido". . Aparte de las tradiciones del budo con el estilo llamado chonmage mencionado en otra parte, afeitarse la cabeza por completo tiene algunas características distintas: El significado de afeitarse la cabeza en Japón. Pero durante bastante tiempo fue tradición afeitarse solo la parte que es tan prominente en la pregunta: la corona.

Y luego están, por supuesto, los dioses todopoderosos de la moda.

El moño recortado también conocido como el nudo superior

el estiramiento facial de Romford similar al estiramiento facial de Croydon también.

Nuevamente, las caricaturas, ya sea en el estilo anime o qué más es el otro ejemplo (¿estilo bulbous blob?), No son históricamente precisas, por definición. Si insistimos en el uso más temprano de este peinado, probablemente sea antes de la historia:

Pero incluso esto sigue siendo una especulación:

El moño es muchas cosas; una opción fácil en un mal día de cabello, un look característico de la estrella del estilo urbano o lo que el zeitgeist ahora llama man bun. Pero pocos conocen realmente el largo y legendario pasado de lo que esencialmente es un moño perezoso. Se desconoce el verdadero origen de la misma, pero el peinado seguramente fue creado antes que Jared Leto y proviene de muchas culturas. Así que la próxima vez que te sientas a la moda con el peinado del día, recuerda que este 'tiene raíces'.
Una historia contundente del moño de copa: de samurái a bollos de hombre

En el caso de Zuko de la primera imagen, probablemente sea adecuado asumir que este peinado no significa tanto una representación cultural o una alusión a una historia real, sino que su nudo superior temporal es más "como una expresión visual de el desarrollo de su carácter "y, aparte del posible estatus y las connotaciones agresivas, transmite tanto como" que el nudo superior representa rigidez y restricción ".
En el anime, los personajes de nudo superior son solo una cosa:

Anime Hair: un término general que se usa para el anime, el manga y otros personajes de dibujos animados y cómics con peinados extraños, improbables o simplemente ridículos. Por lo general, los personajes más importantes de la historia tendrán picos salvajes o un peinado atractivo para destacar entre la multitud. También ayuda a crear una silueta distintiva que se destacará en la marca, los medios y la mercancía. Puede ser uno o más colores diferentes que no aparecen naturalmente en humanos reales (el azul es una opción popular).

Similar para el segundo ejemplo:

Los quetches son quizás las especies menos interesantes. […] Estas criaturas son pequeños humanoides con una cabeza en forma de olivo y una cola de caballo que crece justo en la parte superior.

Son incluso menos interpretables, ya que todos están diseñados tal como están.

Si alguien quiere para leer un significado más profundo sobre el uso de moños: El simbolismo y significado del nudo superior y el origen de la práctica de llevar nudos superiores

Es una pena que la fuente de esta pregunta sea tan increíblemente moderna:

Las ideas sobre lo que constituye un cabello atractivo o apropiado han variado a lo largo de las edades. Como resultado de la encuesta, la religión y el estatus social podrían considerarse los dos factores predominantes que han influido en el peinado a lo largo de la historia. Sin embargo, en las sociedades occidentales, la religión ha perdido importancia y los cambios políticos y sociales están nivelando gradualmente las diferencias entre las clases sociales. Tanto en las culturas occidentales como en las no europeas, la globalización y los medios de comunicación están reduciendo las diferencias entre las naciones, especialmente entre los jóvenes. En las sociedades modernas que tienden a la democracia y la occidentalización, la individualidad es la característica predominante del peinado. Dado que el arte, la escultura, el retrato y la pintura en el sentido clásico han desaparecido, los peinados en la sociedad moderna se reflejan principalmente en los productos de la industria del cine y la belleza, en la televisión y en todo tipo de celebridades y estrellas.
Norbert Haas: "Cabello a lo largo de las edades y en el arte: la cultura e historia social del cabello y su representación en el arte", en: David A. Whitting y Ulrike Blume-Peytavi y Antonella Tosti y Ralph M. Trüeb: "Crecimiento del cabello and Disorders ", Springer: Berlín, Heidelberg, 2008, p. 536.


Es un chonmage, o Nudo superior samurái.

Se restringió a los samuráis durante el período Edo japonés y se prohibió después de la Restauración Meiji.

Sin embargo, los nudos superiores que usan las celebridades modernas, aparentemente basados ​​en la tradición samurái, se parecen más a los que usaban los bárbaros de Europa occidental del período medieval temprano. Como lo describió el historiador Paul the Deacon en el siglo VIII:

se descubrieron la carne de la cabeza afeitándose alrededor del cuello, los costados y la parte posterior de la cabeza hasta la zona nucal. El cabello en la parte superior, a la izquierda largo, estaba dividido en el medio y colgaba hasta las comisuras de la boca.

Como dice Wikipedia: "Esto describe perfectamente el nudo superior occidental moderno tal como parece desatado".


¿De dónde vienen las rastas?

En el debate en curso sobre la apropiación cultural, las rastas, rastas, locomotoras o como se les llame, están en los titulares. ¿Pertenecen a una cultura específica? ¿De dónde vienen? A continuación, proporcionamos algunos antecedentes.

Una búsqueda rápida sobre los orígenes de las rastas arrojará varios resultados de diferentes fuentes, pero todos apuntan a una conclusión común: las rastas han existido durante siglos en innumerables civilizaciones y entre varios pueblos distintos. Es cierto que las civilizaciones anteriores no tenían todo el equipo y los productos de peluquería que poseemos ahora, y lo más probable es que deambularan con el cabello enmarañado, independientemente de su origen o raza.

En la antigua Grecia, por ejemplo, algunas de las primeras representaciones de rastas se remontan al 3600 a. C. De hecho, los frescos descubiertos en Creta, lugar de nacimiento de la civilización minoica, y en Thera (la actual Santorini) muestran a personas con largos peinados trenzados.

En el antiguo Egipto, se han encontrado bajorrelieves y otros artefactos que muestran a los egipcios con peinados trenzados (e incluso pelucas). Además, la primera evidencia arqueológica de rastas proviene de allí, donde se han descubierto momias luciendo rastas todavía en buen estado.

Gracias a los Vedas, las escrituras más antiguas del hinduismo que se remontan hasta el 1500 a. C., las rastas también se conocían en la India, donde se describe al dios hindú Shiva con rastas o "jata”En sánscrito.

Como tal, muchas civilizaciones en Asia Menor, el Cáucaso, el Cercano Oriente, el Mediterráneo Oriental y el Norte de África han sido representadas con peinados cerrados durante las Edades del Hierro y del Bronce.

Los historiadores han descubierto relatos romanos que afirman que los celtas usaban el pelo "como serpientes" y que se sabía que varias tribus germánicas y vikingos usaban rastas. Los aborígenes y las poblaciones nativas de Nueva Guinea llevan siglos luciendo este estilo, y las rastas también se llevan en África, sobre todo por las tribus Maasai, Ashanti, Galla y Fulani.

Pero quizás el ejemplo más frecuente de nuestros tiempos modernos es la leyenda de la música y ferviente rastafari Bob Marley, quien muy probablemente popularizó el estilo a través de su música. En el movimiento Rastafari, las rastas, inspiradas en los nazareos de la Biblia, marcan un pacto con Dios, ya que se cree que los peines, las navajas de afeitar y las tijeras son una invención de Babilonia, que se refiere a la sociedad occidental (leer blanca).

Hoy vemos una tendencia mundial de locomotoras, que ha provocado el debate sobre la apropiación cultural, un término a menudo mal utilizado. Si bien sería presuntuoso decir que las rastas pertenecen a una cultura en particular, como muestra una investigación rápida, es seguro que los defensores de la apropiación cultural responden de esta manera dadas las muchas veces que los peinados que suelen usar los afroamericanos se consideran "poco profesionales". o "sucio" en ellos, pero se consideran "geniales" en otros, ya sea que se use como una declaración política, debido a la convicción espiritual o simplemente como una declaración de moda.

Si tienes rastas o estás pensando en probar esta forma de llevar tu cabello, lo mejor que puedes hacer es saber la razón por la que las llevas, para que el día que alguien te pregunte por qué las tienes, puedas decir lo que significan. para ti.


El salmonete no era solo una cosa de los 80: los rebeldes lo han sacudido durante siglos

El bi-nivel. La cascada de Kentucky. El compromiso de Missouri. Cabello de hockey. No importa cómo se llame, hay más en el salmonete que solo cerveza ligera, Camaros y Lynyrd Skynyrd. El estilo de pelo corto y largo, popularizado en la década de 1980, tiene una historia sorprendentemente orgullosa y ha sido lucido por rebeldes y líderes respetados por igual.

Si bien la literatura y la primera mención de salmonete de # x2019 pueden provenir del antiguo poeta griego Homero & # x2014in La Ilíada, describió a los Abantes, un grupo de lanceros, que llevaban & # x201C sus mechones cortados, el pelo largo en la espalda, & # x201D & # x2014 el término & # x201Cmullet & # x201D no fue & # x2019t en realidad acuñado hasta 1994, gracias a los Beastie Boys & # x2019 canción & # x201CMullet Head. & # x201D El Diccionario de ingles Oxford acredita al grupo de hip-hop como el primero en usar & # x201Cmullet & # x201D para describir el corte alto-bajo que & # x2019s ha sido descrito durante mucho tiempo como & # x201Cbusiness al frente y una fiesta en la parte de atrás. & # x201D

La forma práctica y adaptable de mullet & # x2019 le ha dado un poder de permanencia durante siglos. Probablemente ayudó a los pueblos primitivos a mantener sus cuellos calientes y secos, según Alan Henderson en su libro. Locura de salmonete, una historia del look. Los guerreros con el estilo eran más difíciles de agarrar durante la batalla y podían luchar sin la frustración del cabello en sus ojos. Los cascos se ajustan mejor con un pantalón corto en la parte superior.

Antiguos romanos en carros, con el pelo largo en la espalda. (Crédito: The Print Collector / Getty Images)

En la antigua Roma, el & # x201CHun cut & # x201D era uno de los primeros estilos de dos niveles que lucían las bandas de jóvenes ricos y hooligans en el siglo VI a. deportes populares del día: carreras de carros. Acosaron a la ciudadanía mientras los pintaban como los peores enemigos de Roma: los feroces jinetes nómadas que aterrorizaron al imperio y ayudaron a acelerar su caída. & # x201C Cortaron el pelo de la cabeza delante de las sienes, & # x201D escribió el erudito greco-bizantino del siglo VI Procopio en su Historia secreta, & # x201 Dejar la parte atrás para que cuelgue en una gran longitud de una manera sin sentido. & # x201D El efecto probablemente fue extraño e impactante, dice el autor Gordon Doherty, cuya historia & # xA0Legionario La serie está ambientada en el imperio romano del siglo IV.

A finales del siglo XVIII, Ben Franklin utilizó su & # x201Cskullet & # x201D para ayudar a encantar a Francia a aumentar drásticamente su apoyo financiero y diplomático a Estados Unidos en los primeros días de la nueva nación. A pesar de su propio trasfondo intelectual y cosmopolita, Franklin astutamente interpretó el papel de un sabio del nuevo mundo toscamente tallado y sorprendió a las cortes francesas con su cabello liso y sin empolvar en un momento en que el estatus se medía con galas y pelucas altas y empolvadas cepillaban el cabello. techos de nobles y carruajes # x2019. (También se puso un sencillo traje marrón para conocer al rey en lugar de vestirse con seda y medallas). Su hábil marketing promovió la modestia y la igualdad mientras rechazaba el exceso de la decadente y desconectada clase monárquica de Francia. Sus ideas & # x2014y estilos & # x2014 encontrarían más adelante seguidores entre los revolucionarios franceses.

Jefe Joseph de los Nez Perce, alrededor de 1880. (Crédito: MPI / Getty Images)

Durante la década de 1800, el jefe Joseph y los miembros de su tribu Nez Perce mantuvieron su largo peinado tradicional con flequillo puntiagudo al frente, trenzas a los lados y cascada en la espalda, a pesar de la presión de los misioneros para adoptar la moda recortada de la época. El cabello largo tenía un peso espiritual con los Nez Perce, y la negativa de Joseph & # x2019 mostró que no había & # x2019t solo una forma de que los estadounidenses se vieran o actuaran, dice Daniel Sharfstein, autor de Trueno en las montañas: el jefe Joseph, Oliver Otis Howard y la guerra de Nez Perce. Joseph & # x2019s hair, dice Sharfstein, & # x201C mostró el poder de la protesta política y el testimonio moral & # x201D en un momento en que su pueblo luchaba ferozmente contra la reubicación forzosa de su tierra natal.

Avance rápido a principios de la década de 1970, cuando David Bowie & # x2019s icónico salmonete naranja & # x2014 parte de su & # x201CZiggy Stardust & # x201D & # x2014 se convirtió en un look definitorio para una década difícil marcada por Watergate, la crisis del gas y el accidente nuclear de Three Mile Island. Su estilo andrógino radical, que combinaba lo que tradicionalmente se veía como elementos masculinos (cortos) y femeninos (largos), no solo & # x201aprimió los márgenes del cabello y la vestimenta & # x201D, según la historiadora del cabello Janet Stephens, desafió las ideas sobre identidad y límites de género. Primero sacudió el corte en 1972, el mismo año de su conferencia de prensa de presentación, durante la cual se declaró a sí mismo y a su compañero de glam rock Lou Reed como signos de declive cultural: & # x201C Cualquier sociedad que permita a personas como Lou y yo convertirnos en desenfrenado está bastante bien perdido. Ambos somos gente bastante mezclada, paranoica, un desastre absoluto para caminar. Si somos la punta de lanza de algo, no necesariamente somos la punta de lanza de algo bueno.


¿Cómo surgieron los diferentes tipos de cabello?

iStock / lprogressman

Incluso la falta de categorización por tipos de cabello es reveladora. Al contrario de lo que pueda decir su botella de champú, no existe un sistema de clasificación real para los diferentes tipos de cabello. Al menos no todavía.

“La mayoría de los mamíferos tienen el pelo liso. Solo el cabello humano [en las poblaciones africana y melanesia] tiene esta configuración muy enrollada. Solemos hablar del cabello liso, ondulado, rizado, en algunos casos encrespado ”, dice Lasisi. "Pero es como si estuviéramos tratando de hacer estudios genéticos sobre la altura diciendo, hay personas bajas, medianas y altas, ahora averigua qué genes están relacionados con eso".

En otras palabras, antes de que pudiera siquiera intentar responder a la pregunta de qué genes controlan la textura y el color del cabello, Lasisi tuvo que idear un sistema para definir esas texturas y colores de cabello. Lasisi se propuso crear un sistema de clasificación que eventualmente espera publicar, que se basa en el análisis microscópico del radio de los rizos y en la medición de cantidades precisas de melanina en el cabello. Luego trató de responder a la primera de muchas preguntas: si el cabello africano muy enrollado evolucionó en respuesta al ambiente cálido. Si bien esa investigación aún está en curso, dice que los resultados pueden indicar algo contradictorio: cuanto más grueso es el cabello, mejor es el aislante del calor.


La historia de las rastas

Cuando mucha gente piensa en rastas, probablemente le viene a la mente el drama que se desarrolló entre Zendaya y Giuliana Rancic. Para aquellos que necesitan un repaso rápido, Zendaya eligió lucir locomotoras falsas en la alfombra roja de los Oscar el año pasado. La chica de la portada adornó sus locomotoras con cuentas y lució un sofisticado vestido de Vivienne Westwood. Rancic sugirió al día siguiente en "Fashion Police" que el cabello del entonces de 18 años probablemente olía a "pachulí" y "hierba". Rancic luego se disculpó al aire por sus comentarios aparentemente racistas.

El 15 de septiembre, la Corte de Apelaciones del Undécimo Circuito de EE. UU. Dictaminó que no es discriminatorio prohibir las locomotoras en el lugar de trabajo. Ese mismo día, Marc Jacobs fue acusado de apropiación cultural cuando sus modelos, en su mayoría blancos, caminaron por la pasarela con locomotoras de colores pastel durante la Semana de la Moda de Nueva York. El mensaje fue claro: las rastas no son bienvenidas a menos que la persona que las lleve sea blanca.

El fallecido Bob Marley introdujo el peinado en la cultura dominante en los años 70 y Whoopi Goldberg popularizó aún más el estilo en los 80. Lauryn Hill y Lenny Kravitz sacudieron con orgullo los suyos en los noventa. Toni Morrison y Alice Walker los han usado desde que tenemos memoria.

El movimiento natural del cabello ayudó a desencadenar un resurgimiento de locomotoras en los últimos años con Ava Duvernay, Ledisi, Willow y Jaden Smith, Chloe x Halle y The Weeknd, todas haciendo de las locomotoras parte de su estilo característico.

A lo largo de las décadas, las locomotoras se han asociado con todo lo relacionado con Jamaica hasta el punto en que la mayoría de la gente piensa que los jamaiquinos inventaron las locomotoras, pero la evidencia escrita sugiere lo contrario.

Los Vedas, las escrituras más antiguas del hinduismo, que datan del 2500 a. C., representan al dios hindú Shiva con locomotoras o "jaTaa" en sánscrito, según el libro del Dr. Bert Ashe: Twisted: My Dreadlocks Chronicles.

Los antiguos faraones egipcios también usaban locomotoras, que aparecían en tallas de tumbas, dibujos y otros artefactos. Miles de años después, los cuerpos momificados se han recuperado con sus locomotoras aún intactas.

“Las rastas se remontan a casi todas las civilizaciones de la historia”, dice Chimere Faulk, estilista natural con sede en Atlanta y propietaria de Dr. Locs. "No importa la raza, encontrará una conexión con tener rastas por razones espirituales".

El Antiguo Testamento incluso cuenta la historia de Sansón, quien perdió su fuerza una vez que le afeitaron las locomotoras. En Kenia, se sabe que los guerreros masai pasan horas perfeccionando sus famosos locomotoras rojas.

Entonces, ¿cómo se convirtieron las locomotoras en sinónimo de Jamaica?

El líder político, periodista y pionero de Jamaica, Marcus Garvey, a menudo es reconocido como el fundador del Movimiento Rastafari, una religión y estilo de vida centrados en África, que comenzó en los años 30. Garvey predicó el empoderamiento de los negros y abogó por que los negros regresaran a África.

“El Movimiento Rastafari basó sus filosofías en las enseñanzas de Garvey y # 8217, así como en el pacto abrahámico en la Biblia”, dice Stephanie Freeman, profesora y directora del programa de Artes y Humanidades de la Universidad Central de Carolina del Norte. "Garvey dijo: 'Mira a África, donde un rey negro será coronado, él será el Redentor'".

“Aunque el emperador etíope Haile Selassie I no parecía considerarse un Dios, muchos rastafaris creían que era un Dios sancionado bíblicamente e incluso era la segunda venida de Jesucristo”, continúa Freeman. "En la Biblia, Jesús regresará como el León de Judá, por lo que los rastafaris usaban rastas para simbolizar la melena de un león y el regreso de un líder poderoso".

Hoy en día, el nombre preferido para las rastas es locomotoras debido a la connotación negativa de pavor. Se pueden crear de varias formas, sin embargo, el método de torsión de peine es uno de los más populares. “Comenzando por las raíces, se retuerce el cabello con un peine en un movimiento en espiral hasta que se forma una espiral”, explica Faulk.

En promedio, el proceso de bloqueo lleva de tres a seis meses con el peine retorcido. Después de unos dos años, las locomotoras se vuelven "maduras". Este término se usa para describir el cabello cuando está completamente bloqueado con una apariencia similar a una cuerda.

Las diferentes texturas, dice Faulk, influyen en el tiempo que tardará el cabello en bloquearse con el cabello rizado y ondulado más rápido que el cabello liso. La permanente Dread acelera el proceso de fijación del cabello liso al darle "textura", pero el proceso puede ser dañino si no se realiza correctamente. El agua salada también hace que el cabello se bloquee más rápido, pero no debe rociarse directamente sobre el cuero cabelludo para evitar la picazón. La cera es aceptable si se usa con moderación en locomotoras secas, pero el gel tensor es una mejor alternativa ya que es más fácil de enjuagar.

La forma en que mueves tu ras (otro término para locomotoras) depende de ti, pero los principiantes deben saber que hay diferentes tipos de locomotoras que producen diferentes resultados.

Creadas por la Dra. JoAnne Cornwell en 1993, las cerraduras hermanas se asemejan a micro trenzas y las usan típicamente las mujeres. Los Brotherlocks, por otro lado, son un poco más gruesos que los sisterlocks y generalmente se ven en los hombres.

Mucho más gruesas que las cerraduras hermanas y las cerraduras hermano, las locomotoras tradicionales se sienten más pesadas, pero también requieren menos mantenimiento. Las locomotoras de forma libre se crean simplemente lavando y no peinando el cabello. Con el tiempo, el cabello se vuelve enmarañado, creando una apariencia indómita similar a las locomotoras de Bob Marley.

Guía de regalos para el día del padre: las últimas tendencias y productos de aseo para papá

“Los locos se pueden trenzar, retorcer, rizar, sujetar con alfileres en rollos y bollos, cortar y colorear”, dice Simone Hylton, un loctician con sede en Florida y propietario de Natural Trendsetters Salon. ¿Lo único que no puedes hacer? Péinalos excepto durante el proceso de eliminación.

“La cantidad de opciones de estilo para las locomotoras solo está limitada por la persona que las usa”, agrega Faulk.

Si se crea mejor en el cabello limpio y no relajado, las locomotoras deben lavarse con champú y acondicionarse con regularidad, contrariamente a la creencia popular. Aunque las locomotoras requieren poco mantenimiento, aún requieren el cuidado y la atención adecuados. Volver a torcer es esencial para mantener sus locomotoras luciendo “ordenadas”, pero hacerlo con demasiada frecuencia puede provocar adelgazamiento y rotura. Faulk sugiere volver a torcer las locomotoras cada seis a ocho semanas usando los dedos o las palmas.

Envolver sus locomotoras todas las noches en una bufanda de seda o satén las mantiene frescas y evita que atraigan pelusa y otros desechos. La forma más fácil de eliminar locomotoras es cortarlas. Se pueden peinar, pero el proceso puede durar varias horas o días. Sin mencionar que puede ocurrir una cantidad significativa de pérdida de cabello.

"El consejo más importante es la paciencia porque, como en todo viaje, se necesita tiempo para llegar al destino y las locomotoras no son una excepción", dice Keisha Felix, una vloguera de cabello natural, que ha estado moviendo locomotoras durante los últimos seis años. "Los primeros meses de mi viaje por locomotoras fueron los más duros".

Las rastas siempre se han usado para hacer una declaración. Para muchos, son espirituales y simbolizan el abandono de las posesiones materiales. Para otros, son políticos y una forma de rebelarse contra la conformidad y el status quo. A algunos simplemente les gusta su apariencia. Y eso también está bien.

¿Qué no está bien? La forma en que los principales medios de comunicación perciben las rastas cuando aparecen en blancos frente a negros. Es molesto cómo Giuliana Rancic equiparó las locomotoras de Zendaya con el olor a hierba y aceite, pero consideró las locomotoras de Kylie Jenner como "vanguardistas".

Alerta de spoiler: toda persona con rastas no es un fumador que escucha música reggae, contrariamente a la creencia popular (y tonta). De manera similar, no es necesario ser rasta para usar locomotoras, y no usar locomotoras ciertamente no hace que alguien sea menos rasta. Las locomotoras no están sucias y no son algo que deba temerse. Son hermosos, atrevidos y regios. El epítome de la libertad. Los locs son divinos.


Mechones de cabello retorcidos: la complicada historia de las rastas

El cabello no es solo cabello, habla de nuestras personalidades, nuestras comunidades y nuestras historias. En algunas sociedades, el cabello puede representar conexiones espirituales, mientras que diferentes estilos pueden indicar ritos de paso específicos.

El año pasado abrí la cuenta de Instagram @ in.hair.itance, para celebrar la diversidad del cabello en las culturas no blancas en todo el mundo. Cuando publiqué una fotografía de un hombre nativo americano con rastas, me sorprendió ver la cantidad de atención que atrajo. Rápidamente se convirtió en mi publicación que más me gusta y generó una gran conversación en la sección de comentarios.

"¡Solo desearía que la gente dejara de quejarse del cabello!", escribe una dama blanca con mechones azul eléctrico. & ldquoIt & rsquos HAIR & rdquo, continúa ella, & rdquohace lo que quieras con él sin importar de qué raza eres! & rdquo. Sus comentarios son consistentes con lo que se conoce como racismo daltónico. Esta ideología se basa en la afirmación de que el privilegio racial no existe. Desafortunadamente, esto no solo es falso, sino que también es peligroso. Minimiza el racismo estructural e ignora los problemas de subrepresentación de personas de color. Los comentarios hechos por esta dama (que continúa reportando ascendencia italiana, alemana y escocesa) apestan a privilegio blanco. La ventaja social que ofrece el color de su piel significa que le parece indignante que le digan que una decisión que ha tomado podría ser ofensiva para otras personas. Esta narrativa post-racial daltónica intenta borrar la diversidad y el legado cultural que mi página está tratando de resaltar.

Comencé mi página para brindar un espacio para que las personas de color celebren quiénes éramos antes de la colonización y el lavado de cerebro cultural que estableció la belleza eurocéntrica como estándar. La respuesta ha sido inmensa. Recibo docenas de mensajes al día de personas que expresan su amor por la página y me agradecen por crearla. Se nos ha borrado de la historia, pero @ in.hair.itance nos pone al frente y al centro. Mi página proporciona un trampolín para que las personas de color se involucren de manera significativa con su historia y reflexionen sobre su impacto en la actualidad. Comentarios como los mencionados anteriormente no son aislados y refuerzan aún más el papel de la educación como herramienta para desmantelar el racismo en su base. La historia de las rastas, comprensiblemente, es compleja.

La referencia escrita más antigua de los candados se encuentra en las escrituras védicas, textos sagrados hindúes que datan del 1500 a. C., en los que el cabello de Lord Shiva & rsquos se conoce como & lsquojata& rsquo, una palabra sánscrita que significa & ldquotwisted mechones de cabello & rdquo. En casi todas las representaciones visuales de Lord Shiva, se lo ve con mechones de cabello que fluyen más allá de sus hombros o atados por encima de su cabeza en lo que se llama, & lsquojatamukutay rsquo (corona de cabello enmarañado). Para los devotos, el cabello de Shiva & rsquos es de tal importancia que se cree que el río sagrado Ganges fluye de sus mechones enmarañados. La evidencia arqueológica más temprana de cerraduras se encuentra en los restos momificados de los antiguos egipcios, así como de la civilización inca precolombina en Perú.

En algunas culturas, especialmente en el sur de Asia y el Medio Oriente, permitir que el cabello despeinado se forme en mechones enredados es un símbolo del rechazo del materialismo y la vanidad. En la India, estos ascetas religiosos con candados se conocen como y lsquosadhusy rsquo. En otras culturas, el cabello encerrado simboliza una conexión espiritual con un poder superior. Por ejemplo, en Ghana, la gente Akan se refiere a las cerraduras como & lsquoMp & # 603s & # 603y rsquo, y suelen estar reservados para los sacerdotes de Akomfo. De manera similar, en México, los españoles registraron el hecho de que los sacerdotes aztecas tenían el cabello intacto, largo y enmarañado.

En muchas partes de África, los candados están asociados con la fuerza y ​​solo los usan los guerreros. Por ejemplo, los guerreros de los pueblos fula y wolof de África occidental y las tribus maasai y kikuyu de Kenia son conocidos por tener el cabello encerrado. Curiosamente, en Nigeria, tanto entre los yoruba como entre los igbo, el cabello encerrado se ve con sospecha cuando lo usan los adultos. Aunque cuando los niños nacen con el pelo naturalmente enmarañado, se les conoce como & lsquoDadáy rsquo 'y vistos como seres espirituales. Se les celebra como portadores de riqueza y solo a sus madres se les permite tocar su cabello.

Aunque las rastas han sido usadas continuamente por personas de color en África, Asia y las Américas desde la antigüedad hasta ahora, su popularización en Occidente solo ocurrió en los años setenta. Esto se debió al éxito del artista de reggae nacido en Jamaica Bob Marley luego de su conversión al rastafarianismo.

El origen de las rastas dentro de la tradición rastafari es un tema de mucho debate. Leonard Howell, aclamado como el primer rasta, era conocido por tener vínculos con seguidores indo-jamaicanos del hinduismo e incluso tenía un alias de inspiración hindú & lsquoGong Guru Maragh & rsquo. Esto ha llevado a muchos a creer que las rastas y fumar cannabis (nota: & lsquomarihuana& rsquo es una palabra hindi) se inspiró en las tradiciones traídas a Jamaica por trabajadores contratados indios. Otros dicen que los rastas se inspiraron en las cerraduras que usaban los guerreros del levantamiento de Mau Mau en Kenia durante los años cincuenta.

Aunque Leonard Howell usaba el pelo corto, se dice que sus guardias en Pinnacle Commune usaban mechones como una forma de retratar la fuerza e infundir miedo. Otra tradición sitúa el origen de las rastas en la Casa de la Juventud Fe Negra (HYBF), un grupo de jóvenes rastas radicales que se formaron a finales de los años cuarenta. Se dejaron crecer el cabello en mechones como una afrenta a la sociedad jamaicana y para marcar su separación de la corriente principal. Pronto, las rastas se habían convertido en un tema tan polémico que la Cámara se dividió en dos grupos, la & ldquoHouse of Dreadlocks & rdquo y la & ldquoHouse of the Combsomes & rdquo. Finalmente, este último se disolvió y las rastas se convirtieron en el símbolo conocido de Rastafari que es hoy.

Una fuente afirma que los Rastas originales llamaron a sus cerraduras y lsquozatavi & rsquo (del hindi y lsquojata& rsquo) como parece, la palabra & ldquodreadlocks & rdquo no se acuñó hasta 1959, cuando un grupo de amigos rasta se reunió en su patio. Aparentemente, se propuso la palabra & lsquofear-locks & rsquo, pero se descartó rápidamente. The reasoning for using the word is related to both a dread or fear of God, as well as the feeling that the locks would scare off potential threats. Whatever their initial origin, it is without debate that dreadlocks in the modern-day are synonymous with Rastafarianism.


Red hair: a blessing or a curse?

Is red hair a blessing or a curse? To answer that question, art critic and redhead Jacky Colliss Harvey sets out to trace the history of this genetic mutation and to untangle the stereotypes associated with ginger, strawberry blond, auburn or chestnut locks. Not even those descriptions are neutral: As (carrot-topped) Mark Twain explained, “When red-headed people are above a certain social grade their hair is auburn.”

Whatever you call it, red hair attracts attention. Hollywood stars from Rita Hayworth to Lucille Ball to Christina Hendricks have banked on the notice-me power of natural or dyed red hair, and for better or worse, in daily life, it’s impossible to hide. “It is, with me, as with many other redheads, the single most significant characteristic of my life,” Harvey writes. “If that sounds a little extreme to you, well, you’re obviously not a redhead, are you?”

‘Red: A History of the Redhead’ by Jacky Colliss Harvey (Black Dog & Leventhal)

Contrary to what many people assume, redheads did not originate in Scandinavia, Scotland or Ireland, but in central Asia. Their coloring is due to a mutation in the MC1R gene that fails to produce sun-protective, skin-darkening eumelanin and instead causes pale skin, freckles and red hair. As our distant ancestors migrated to settle the cool, gray climes of Northern Europe, redheads had a signal advantage over their darker peers: Their pale skin produced vitamin D more efficiently from the wan sunlight, strengthening their bones and making women more likely to survive pregnancy and childbirth. But the gene is recessive and thrives mainly in remote regions and closed communities such as Ireland, Scotland and coastal regions of Scandinavia. Its rarity and vulnerability have, over the years, given rise to a host of stereotypes and myths, from fears of witchcraft to the modern canard that red hair is on the verge of extinction.

Harvey is British, which sharpens her awareness of red hair stereotyping in ways that might seem strange to American readers, who haven’t grown up with the cliches that red hair makes girls punchy and boys puny, and who aren’t used to hearing “ginger” deployed as an insult. Redheads are not that rare, but they tend to be easy targets. (As a pale, freckled redhead who grew up in London, I recognize my own childhood experience, somewhere between teasing and bullying, in many of Harvey’s stories.)

But the stereotyping of redheads goes far beyond playground hair-pulling, and as even non-redheads realize, it is sharply gender-segregated. Notwithstanding the occasional rise of a star like Ewan McGregor or Damian Lewis, redheaded men are rarely seen as sex symbols. Most redheaded women, on the other hand, remember the moment when their hair changed “with bewildering rapidity” from a target for bullies to a target for admirers. The pre-Raphaelite poet and painter Dante Gabriel Rossetti, jumping out of a hansom cab in London in 1865 in pursuit of a beautiful teenager he wanted to model for him, is just an extreme version of a familiar type, the “Man with a Thing for Redheads.”

Rossetti’s circle was famous for its obsession with flowing, fiery hair, but this particular artistic fascination has a long history. Among several engaging mini-lessons in the iconography of red hair, Harvey analyzes the evolution of Mary Magdalene into a redhead, as visual shorthand for her sexual knowledge as a reformed prostitute (and a contrast to the blue-robed Virgin Mary). Even with the scantiest of evidence, historians have been tempted to collapse legendary women, such as the Celtic Queen Boudicca, into the enduring archetype of “the flame-haired seductress, exotic, sensual, impulsive, passionate.” Even Cleopatra, queen of a country not exactly overpopulated with the pale and pre-Raphaelite, is rumored to have had red hair. It makes little logical sense, but given her personality, Harvey asks rhetorically, “What other color would it be?”

But when redheaded prejudice (however laudatory) is applied to groups rather than individuals, it tends to turn ugly. In the ancient world, the Scythians and the Thracians, whose lands extended from the Black Sea to the Aegean, were renowned for their aggression — and from a patchwork of archaeological evidence, it seems that they were also frequently redheaded. Many of them were captured and enslaved by the Greeks and then the Romans, making the connection between toughness, roughness and redheadedness a long-standing one, cemented when Roman invaders tried to battle up into the northern heartlands of the fierce, ruddy Celts. Then, during the Middle Ages, red hair became fixed as a mark of the “other” onto Europe’s Jews, proving the infinite flexibility of prejudice against both physical appearance and groups considered hostile to outsiders.

In her final chapter, Harvey travels to Breda, in the Netherlands, to attend “Redhead Days,” the biggest worldwide gathering of people who share her rare hair color, and is briefly overwhelmed to confront what she calls “an incandescence, a frenzy, an apocalypse of redheads.” The festival, started somewhat accidentally in 2005 by a Dutch artist, has grown to a gathering of 6,000 people from all over the world, from Ireland to New Zealand to Senegal: men who’ve been bullied and women who are eye-rollingly familiar with those pre-Raphaelite redhead-chasers. The festival’s growth has been spurred not only by social media but also by a growing awareness that anti-ginger discrimination is rooted in the same impulse — to reduce physical attributes to objects of fear and fetish — that fuels much more violent forms of racism. It’s an awareness that underpins this lighthearted but erudite history, making it relevant even to readers who have never tried to get away with calling their hair “titian.”


More Than A Hairstyle: How Braids Were Used To Keep Our Ancestors Alive

Nowadays, braids are a protective and creative style women use to show off their personal style, their creativeness or protect their hair and scalp. But centuries before, braids were much more than just a hairstyle.

Braids are a part of the tribal customs in Africa. The braid patterns signify the tribe and help to identify the member of the tribe. The cultural significance and roots of braiding can be traced back to the African tribes.

There are many interesting beliefs associated with braids. Braid patterns or hairstyles indicate a person&rsquos community, age, marital status, wealth, power, social position, and religion. And in some cases, braids were a form of survival.

According to an instagram post by @KnowYourCaribbean, rice was hidden in braids in order to help slaves survive the middle passage (see the video below):

You May Also Like

@KnowYourCaribbean shares that &ldquomany African women braided rice or seeds into their hair before journeying the Middle Passage, on their way to enslavement or braided it into their children&rsquos hair before separation, so that they could eat. This video shot in the Maroon community of Suriname, the community with the highest number of undiluted African blood in the Western Hemisphere &ndash demonstrates how their ancestors did it. But more interestingly so, Suriname is the only place where one can find a specific grain of rice from Africa. The rest of the &lsquoNew World&rsquo cultivated an Asian rice. Talk about the real version of &lsquoProtective Style&rsquo&rdquo

Depictions of women with cornrows have been found in Stone Age paintings in the Tassili Plateau of the Sahara, and have been dated as far back as 3000 B.C. There are also Native American paintings as far back as 1,000 years showing cornrows as a hairstyle. This tradition of female styling in cornrows has remained popular throughout Africa, particularly in the Horn of Africa and West Africa.

Historically, male styling with cornrows can be traced as far back as the early nineteenth century to Ethiopia, where warriors and kings such as Tewodros II and Yohannes IV were depicted wearing cornrows.

You May Also Like

Elaborate patterns were historically done for special occasions like weddings, social ceremonies or even war preparations.

People belonging to a tribe can easily be identified by another tribe member with the help of a braid pattern or style.

Immense importance is given to the custom of braiding. The person who braids hair performs it as both a ritual and a social service. It is an art form taught by the senior female member of the family to her daughters and close friends.

This history of braids goes even deeper when you talk about Columbia. Enslaved Africans first started arriving in Colombia in the 16th century, brought there by


Why, Exactly, Is It Called a French Braid?

French braids are popular the world over, but they certainly aren't emblematic of France. It's unclear what about them, really, is so Gallic. As it turns out, "french" braids aren't French at all. So who's really responsible for the technique? The style's history is much cooler (and longer) than you might imagine.

If we're looking for the origins of modern-day french braids, Eurasia isn't even the right continent. Instead, the place to start is North Africa. People have been wearing the three-strand gathered plait for thousands of years, and the earliest evidence of the style comes to us from the Tassili n'Ajjer mountain range in Algeria. There, rock art depicting women wearing rowed braids dates back almost 6,000 years. In the millenia following, the style also appeared in early Greek art, particularly iconic kouros statues, on Celtic warriors and lasses, and as part of the elaborate updos worn by courtly women of the Sung Dynasty.

It appears, really, that there are very few cultures unaware of french braids, making their unusual moniker even more puzzling. How could something so universal be named after a single country? Wisely, the French themselves don't even claim the style as their own.

So why are Americans so confused? We can trace the origins of this particular misnomer back to an 1871 short story from Arthur's Home Magazine in which a rather misogynistic husband tells his wife to "hurry up and put on that new cashmere I sent you, and do up your hair in that new French braid."

Perhaps because France has always been so immediately connected to fashion and high living to people on this side of the Atlantic, any "fancy" braid would have registered as Continental. Just like fries and a host of other things, our love affair with the French is writ large on our delicacies and refinements.

In short, although you can feel free to keep calling it a french braid, the hairstyle is actually one of humanity's oldest and most popular hair inventions, just as much in use now as it was in ancient Sparta. They aren't from Paris, but whatever you call them, gathered braids are unquestionably as timeless and chic as the City of Light.


From Ancient Greece to 'Tiger King': The Hilarious History of the Mullet

For scores of people self-quarantining this month, there has been only one reliable source of solace: Netflix's "Tiger King." The truly bizarre, shocking, upsetting and highly entertaining docuseries centers on the interwoven lives of America's most notorious big cat owners. But aside from the main plot's drama and devastation, there's one hard-to-ignore detail that viewers can't help hyper-focusing on: the shocking array of mullets.

"Oh, you don't want me to take that off," the film's bleach-blonde lead, Joe Exotic, says to the filmmakers who have suggested he remove his baseball cap. "Your whole audience will say, 'oh my god, that guy has a mullet!'"

To think that someone like Mr. Exotic (later seen casually threatening to torture and murder his rivals) is so mortified by the prospect of being ridiculed for his hairdo really says something about the mullet. But where did this offbeat, if not iconic, style come from, and why is it still such a talked about piece of pop culture today?

What Is a Mullet?

It may be an oft-quoted cliché, but there's simply no simpler way to describe the mullet than "Business in the Front, Party in the Back." The distinct hairstyle (seriously, there's no mistaking a mullet) involves a short trim on the top and sides of the head, and some length left at the back. According to the Oxford English Dictionary (yes, the mullet is included in the Oxford English Dictionary), the legendary Beastie Boys might be responsible for popularizing the term. On the track "Mullet Head" from their 1994 album, "Ill Communication," the trio's Ad-Rock raps, "You wanna know what's a mullet?/Well I got a little story to tell/About a hairstyle, that's a way of life/Have you ever seen a mullet wife?"

One year later, the group's Mike D. wrote in the magazine Grand Royal that the song lyrics referenced the fish of the same name. "The mullet fish basically has no neck, and a fish rots from the neck down, so that may be where the slang derives from, especially since most human Mullet Heads achieve this same effect via excessive hair and musculature," he wrote.

But the mullet itself had life long before the Beasties name checked it. And while most people may associate the specific style with the 1980s and early '90s (thanks to everyone from Andre Agassi to Billy Ray Cyrus), the mullet's reputation dates back to an era long before "Saved By the Bell" and "Full House."

Where Did the Mullet Come From?

According to her comprehensive piece for History.com, Linda Lacina writes that "literature's first mullet mention may have come from the ancient Greek poet Homer — in "The Iliad," he described the Abantes, a group of spearmen, as wearing 'their forelocks cropped, hair grown long at the backs.' In fact, the mullet (also known, by the way, as the Kentucky Waterfall and the Missouri Compromise) may have been a somewhat common, if not practical, choice in ancient — even prehistoric — times.

In a story for Dazed Digital, Oliver Lunn references the book "Mullet Madness," in which author Alan Henderson says that "prehistoric peoples would likely have discovered the practical benefit of cutting their fringe to keep it out of their eyes while extra growth at the back would keep their necks warm and protected from the rain." Lunn also points out there are also Greek statues that date back to the 6th century B.C.E. that "show mullets were at the inception of western culture." And of course, Ancient Roman chariot racers, as well as 16th century Hittite warriors, the Assyrians, and the Egyptians all sported "hockey hair" long before the look was associated with that particular sport.

It seems mullets began to be the butt of jokes sometime in the 19th century. In 1855's "Adventures of Huckleberry Finn," Mark Twain writes that Tom Sawyer called his aunt and uncle 'confiding and mullet-headed.' And apparently he didn't mean either of those things as compliments. That, however, didn't stop any higher-ups from adopting the look. According to Dennis DiClaudio of Men's Health Magazine, James K. Polk, who occupied the White House from 1845 to 1849 "has the distinction of being the only sitting president to sport a mullet."

As the years went on, the mullet was interpreted in a multitude of ways. While music legend David Bowie rocked what Barney Hoskyns, author of "The Mullet: Hairstyle of the Gods" called "the only cool mullet that there's ever been," Dylan Jones, editor of GQ UK, argued that "mullet" itself is "a very pejorative word . and (Bowie's Ziggy hair) wasn't a mullet." Whether you consider Bowie's locks an accurate representation of the mullet or a subversive response to its status as a cultural staple, we can all admit the mullet had a moment in Bowie's heydey of the 1970s, and continued to gain traction into the '80s and '90s.

The Modern Mullet

So where does that leave us today? Believe it or not, mullets are still very much a thing, and not just on the heads of big cat owners of the South, like Joe Exotic. "My professional experience dealing with mullets is that I do not like cutting traditional ones, but the rocker mullets are fun to cut," says master hair stylist and colorist Annette Avila, founder and owner of San Francisco's Lavish Hair & Makeup Studio. "I do remember seeing them quite a lot as a teen in the mid-'90s but was not a fan back then since I was more into the punk scene. As a kid I actually did have one but by accident when I cut my own hair and really messed it up! I cut the sides super short and ended up with a mullet that I had until my hair grew out."

Although Avila says clients rarely come into her salon requesting a mullet, she does think celebrities like Zendaya and Lady Gaga are reclaiming the coif and making it more mainstream. "I think that depending on the celebrity, the modern mullet can totally look chic," she says. "It's all in how you wear it."

Does that mean it's time to run to your local stylist with an urgent mullet request? Well, maybe not. "My honest opinion is 'yuck' on the traditional mullets, however the modern razor shaggy mullets are actually really cute and some can look really good depending on their style if it is cut right," Avila says. "The cutting technique depends on what tools are used to do the cut. For instance, scissors versus clippers versus a razor. I prefer using a razor. When I cut the modern shaggy mullet, I start with the sides and move to the top then the back."

So in conclusion, go forth and mullet if your heart so desires, but understand that you may very well encounter some strong opinions as your hair blows (at varying lengths) in the breeze.

Superman himself sported a mullet for four years. He debuted the look on the cover of the 1993 comic book, "The Adventures of Superman," and made the cut his signature style for 39 issues.


Watch the video: Peinado De Fiesta Para Niña Trenzas Entrelazadas En Forma De Red